Cardigan

El ICBF participa activamente en La Guajira, velando por la protección de los derechos de los niños de las comunidades indígenas.

Atención de niños en La Guajira

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Astrid Cáceres, visitó recientemente La Guajira para entablar conversaciones genuinas con el pueblo wayúu y forjar alianzas con el sector sanitario local. Durante su visita, hizo hincapié en la importancia de suministrar agua potable y establecer Unidades de Atención Comunitaria funcionales.

Astrid Cáceres, directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), visitó La Guajira para escuchar activamente las necesidades de la comunidad wayúu. Junto con las comunidades locales y las instituciones gubernamentales, pretende garantizar los derechos a la soberanía alimentaria, la atención sanitaria y el apoyo integral a los niños, adolescentes y familias de los municipios y corregimientos de esta región.

Para iniciar su visita, la directora del ICBF participó en una auténtica sesión de diálogo en el internado de Nazaret. Esta plataforma reunió a representantes del gobierno nacional y de las comunidades indígenas para trabajar en la atención directa e integral de los niños, niñas, adolescentes y familias de la Alta Guajira.

El objetivo es lograr un auténtico acuerdo, en el que participen líderes y profesionales de cada comunidad, para prevenir activamente la desnutrición en niños y mujeres embarazadas.

La directora del ICBF también estableció una alianza con el Hospital San José de Maicao (La Guajira) para crear el primer centro de recuperación nutricional integral y atención hospitalaria. Este centro contará con 10 habitaciones para niños y mujeres embarazadas, con camas de hospitalización general y cuidados intermedios pediátricos. Su objetivo principal es prevenir y ayudar a la recuperación de la salud de los niños que sufren desnutrición.

Posteriormente, la visita oficial continuó en el municipio de Maicao (La Guajira). Astrid Cáceres, en coordinación con líderes y otras entidades, priorizó las necesidades de los niños de las comunidades indígenas de San Benito y Cochinamana, ubicadas en la vía a Paraguachón. La atención se centró en atender diversos problemas de salud relacionados con la desnutrición. Un total de 34 niños fueron evaluados durante esta visita.

“Nuestra prioridad es que, entre todos, comunidades, funcionarios y médicos, garanticemos el derecho humano a la alimentación, a la salud y a la vida de nuestros niñas, niños y madres gestantes, especialmente en estos territorios hasta donde por muchos años no llega la atención. Por eso invitamos a los médicos del Hospital San José para que se puedan dar diagnósticos a tiempo sobre el estado de salud y nutrición de la primera infancia"

Para hacer frente a la crisis que enfrentan los niños menores de 5 años por desnutrición, la directora general del ICBF ordenó la entrega de agua potable en los municipios de Riohacha, Manaure, Maicao y Uribia.

Para apoyar a los niños y familias beneficiarias, el ICBF, a través de unidades móviles, inició la distribución de un total de 18.720 galones de agua (cinco litros cada uno) a las familias beneficiarias de esta estrategia. Esta distribución fue posible gracias a una generosa donación de la empresa ARA.

“La distribución de agua potable está concebida como una estrategia y solución inmediata para conjurar la actual crisis de desnutrición en los cuatro municipios de La Guajira, priorizados por la sentencia de la Corte Constitucional T-302 de 2017”

Adicionalmente, el ICBF dotará cuatro Unidades Comunitarias de atención integral para niños y niñas de la zona rural del municipio de Riohacha. Estas unidades beneficiarán a 160 miembros de las poblaciones indígenas, brindándoles servicios de atención integral.

إرسال تعليق

Gracias por su comentario