Prosperidad Social informa los efectos de la decisión de la Corte sobre emergencia en La Guajira para la Renta Wayuu

La directora de Prosperidad Social, Laura Sarabia, aclaró que las familias que fueron focalizadas para el programa de emergencia pueden ingresar en noviembre al programa de transición y, en 2024, a Renta Ciudadana. 


La directora de Prosperidad Social, Laura Sarabia, aclaró que las familias indígenas que la entidad priorizó para atender en La Guajira, a través de Renta Wayuu, pueden ingresar en noviembre a Tránsito a Renta Ciudadana, si cumplen con las condiciones del programa. La entidad informó que eso hace parte de la respuesta a la crisis en La Guajira, incluso si no es posible ejecutar Renta Wayuu, después de que la Corte Constitucional tumbara, este lunes, el decreto con el que el Gobierno Nacional declaró el estado de emergencia económica, social y ecológica, en el departamento.  

“En el escenario en que no se pueda implementar la Renta Wayuu, sigue vigente el plan a mediano y largo plazo, buscar en noviembre el ingreso de las familias que identificamos para esta transferencia especial (Renta Wayuu) a Tránsito a Renta Ciudadana. Una vez finalizadas las elecciones, podríamos vincularlas, de acuerdo con las condiciones del programa, para que puedan recibir los recursos que se habían previsto para esta población en el último pago del año (ciclo 5). Posteriormente, las incluiríamos en el programa Renta Ciudadana, en 2024” 

Renta Wayuu fue diseñada para beneficiar a 30.000 hogares indígenas, y respondió al decreto de emergencia que la corte declaró inexequible. De los hogares que programó incluir, 27.000 ya están focalizados. La entidad coordina un ejercicio de tres semanas, que inició este lunes, con las autoridades indígenas y el acompañamiento del Ministerio del Interior, para recoger los datos de todas las familias con niñas y niños en primera infancia y mujeres en estado de gestación, que todavía no están en la gran base de datos que elaboró para la focalización de este programa de emergencia, explicó Sarabia.  

“Las acciones que estamos adelantando en La Guajira para la recolección de información de las familias wayuu, desde las diferentes fuentes, fueron diseñadas e implementadas para ser utilizadas a largo plazo y no sólo para la transferencia no condicionada que establece el decreto. Estas medidas nos han permitido avanzar en la construcción del modelo de focalización de población indígena para Renta Ciudadana, no solo en La Guajira sino en todo el país”, aclaró Sarabia.   

Las familias focalizadas para Renta Wayuu no están siendo atendidas por los otros programas de transferencias de Prosperidad Social. “Cumplen las condiciones para recibir los recursos que se están entregando con Tránsito a Renta Ciudadana, en especial por la situación de hambre que se vive en La Guajira y que afecta principalmente a los niños y niñas en la primera infancia”, dijo.  

Los mayores esfuerzos presupuestales de Tránsito a Renta Ciudadana y de Renta Ciudadana están enfocados en las madres en pobreza extrema con niños y niñas en primera infancia. El primero (Tránsito) es un programa vigente, de transición al sistema de transferencias. El segundo (Renta) es un programa aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo Colombia Potencia Mundial de la Vida, que comenzará en 2023.  

Escribe un comentario sobre esta nota

Gracias por su comentario

أحدث أقدم