Además de advertencias de la MOE, Registradurías muestran preocupación por altos índices de inscripción de cédulas en el Sur de La Guajira.

El Registrador Nacional, Alex Vega, en compañía del Registrador Municipal, Elber Molina, en una visita administrativa
(Foto: Camilo Acosta)

 En el segundo informe sobre el proceso de inscripción de cédulas, presentado por la Misión de Observación Electoral, MOE, en el que advierte un nivel atípico y demasiado alto de la tasa de inscripción de cédulas, puede sugerir que alguna irregularidad puede estar ocurriendo en un municipio. Lo anterior, pues la mayoría de los municipios no presentan cambios poblacionales tan fuertes (movilidad desde otros municipios) ni grandes cambios de residencia dentro de los municipios que implique tantos traslados a otros puestos de votación.

De acuerdo a la Misión de Observación Electoral, una tasa alta y atípica de inscripción de cédulas puede indicar un posible riesgo de ciudadanos siendo incitados a inscribirse irregularmente en lugares donde no residen, con el fin de controlar el sentido de su voto. Esto debido a que esta irregularidad, conocida penalmente como “fraude en inscripción de cédulas” y también popularmente conocida como “trasteo de votos” o “trashumancia electoral”, es uno de los principales factores que altera las tasas de inscripción. Aunque, no necesariamente es el único factor que altera las tasas y, por ende, son las autoridades quienes deben investigar los posibles indicativos de riesgo.

El caso que llamó la atención fue el de La Jagua del Pilar, un municipio en el que en su último potencial electoral estaba en 3.277 personas habilitadas para votar, hoy se registran 3.979, es decir que en este primer informe aparece un aumento de 773 nuevos sufragantes.

En El Molino, municipio que ha tenido un comportamiento interesante, puesto que un gran número de ciudadanos ha decidido migrar hacia los Estados Unidos, en el 2.019 para las elecciones a la alcaldía municipal contó con 7.290 potenciales votantes, hoy registra 8.057, es decir, un incremento de 767 nuevas cédulas inscritas.

Le siguen en ese orden; Villanueva, en 2.019 contaba con 19.060 cédulas habilitadas, hoy tiene registrados 19.833, una diferencia de 773 nuevos votos, y Urumita que de 8.503 pasó a 9.132 cédulas inscritas, una variación de 629 votos.

Con esta información recaudada, los registradores municipales y la MOE, advirtieron a los secretarios de gobierno de los entes territoriales, para que ofrezcan especial vigilancia al fenómeno que se viene presentando.

Post a Comment

Gracias por su comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente