El candidato


Por: Aliskair De La Hoz
@aliskaird

La película biográfica basada en un libro "All the truth is out: The week politicts went tabloid" (Toda verdad sale a la luz: la semana política se convirtió en un tabloide)  escrito en 2014 por Matt Bai. Es una cinta para la reflexión sobre política y periodismo.

El film cuenta la historia de Gary Hart, senador de Estados Unidos y que fue en los años 80 una de las personas que mejor encajaban en eso que allí llaman ‘presidenciable’: tenía las ideas, el carisma y el porte para ser presidente de Estados Unidos.

Le faltó que la prensa, en una decisión que cambiaría el periodismo político para siempre, evitara publicar una de sus infidelidades. Ocurrió en 1987, cuando se postulaba como candidato demócrata a las elecciones. Y esa es la historia que cuenta el film protagonizado por Hugh Jackman quien realizó un gran trabajo con el cineasta y guionista Jason Reitman.
Hoy día, y no como en el primer lustro de los 80, el enfoque es distinto, el de los amarres, de los grupos, de los partidos, de los nombres, de lo que hay detrás, pero no, de las ideas, de las propuestas, de lo que realmente importa en una empresa que busca apalancar el desarrollo de los que, gracias a la democracia, deciden otorgarles la posibilidad de hacerlo posible.

Hugh Jackman afirmaba, después de conocer la vida del senador Gary Hart que, si John F. Kennedy fuera hoy presidente de Estados Unidos, sus romances acapararían los titulares. Pero nadie en la prensa los consideró entonces hechos noticiosos. Todo cambió en 1987, cuando la relación extramatrimonial del senador Gary Hart desbarató su candidatura a la presidencia. “Antes de ese momento, los políticos y los periodistas socializaban”. “El film no trata de darte una respuesta sobre si la prensa se pasó o no”, apunta Hugh Jackman. Pero fuera de la pantalla, Jackman sí lo dice: La forma en la que tratan a su pareja va a ser la forma en la que traten a su país. Y eso está bien saberlo”.

Gary Hart se vio obligado después de publicada una fotografía con su amante, una modelo de 28 años, a renunciar a sus aspiraciones. Pero lo que queda de esto, es lo que dijo en el momento de acabar con sus aspiraciones ser nominado por los Democrátas a la presidencia, algo que quiero quede en el consciente general:

“En la vida pública algunas cosas pueden ser interesantes, pero no significa que sean verdaderamente importantes, personas que buscan un trabajo, sus hijos quieren educación, mientras que el resto no quiere morir por armas nucleares. Todos tendremos que cuestionar el sistema para elegir a nuestros líderes, con periodistas tras los árboles, fotográfos espiando por las ventanas que reducen a la prensa a cazadores y a los candidatos a presas.

Después de lo cual, los expertos se preguntan con falsa seriedad, por qué algunas de las mejores personas deciden no postularse a cargos públicos.

La política está al borde de convertirse en otra forma de competencia atlética o deporte. Será mejor que hagamos algo para que el sistema funcione, o pronto estaremos parafraseando a Jefferson, quien dijo; “Tiemblo por mi país cuando pienso que podríamos tener los líderes que merecemos”.

Muchas veces hemos dicho que la política y las campañas especialmente, se han convertido en un circo, un espectáculo, una disputa, pero no en un propósito, en el que un líder imprime entusiasmo en su colectividad para que, juntos, hagan posible lo realizable.

Pero no, hoy día la clase política, les da la espalda a los suyos y a sus críticos, si lo que sucedió con Gary Hart pasara hoy, como ha sucedido con Donald Trump, para seguir ejemplarizando la política de Estados Unidos, todo sería una empresa de noticias falsas, de montajes y hasta ahí llega el papel de los periodistas.

Pero no tendremos aún, una sociedad que enfrente a sus políticos cuando los escándalos van más allá de lo personal y las actuaciones en sus funciones afectan aún más el interés de todos.

Publicar un comentario

0 Comentarios