El diálogo, el camino para la construcción de futuro


Dialogar es una necesidad de todos los seres humanos; las personas tenemos diferentes formas de ver las  cosas, expectativas y sueños, por ello el diálogo es el camino que nos permite alcanzar acuerdos y fortalecer los vínculos.

Es así, como Cerrejón y las comunidades indígenas representadas por el Movimiento Indígena Nación wayuu, decidieron instaurar una mesa de diálogo como parte de su relacionamiento con las comunidades vecinas a sus operaciones, con el objetivo de trabajar mancomunadamente en la construcción de una agenda de desarrollo social encaminada a atender las iniciativas y propuestas que se vienen gestando desde las comunidades, mediante alianzas público-privadas.

Los diálogos, incluyen además, la formulación e implementación de un plan de relacionamiento para la definición de principios y mecanismos, que permitan fortalecer el relacionamiento futuro y reconocimiento mutuo del territorio ancestral y la operación minera.

José Silva, representante legal del Movimiento Nación wayuu, manifestó la importancia, pero sobre todo lo gratificante que es dar este paso, después de cuatro décadas: “por fin hoy se ha hecho posible, no queremos ningún beneficio monetario individual, lo que buscamos es inversión social en las comunidades, traducidas en programas y proyectos para nuestro bienestar y desarrollo”.

“Debemos soñar con una Guajira próspera, comprometida y con una nación wayuu que aproveche la oportunidad para sacar lo mejor de su tierra y salir adelante. Los invito a que nos encontremos y trabajemos en una ruta con principios, metodologías y garantías para ambas partes, que permitan la consecución de buenos resultados”, expresó Lina Echeverri, vicepresidenta de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Cerrejón, quien además, hizo una invitación a trabajar sobre 4 pilares muy importantes para la reconstrucción de La Guajira que se quiere en un futuro, estos son: la reconstrucción económica, el fortalecimiento de la oferta educativa, el diálogo entre actores y  el arraigo y la identidad Guajira.

Los ingredientes básicos para que el diálogo llegue a dar sus frutos son el respeto, la actitud de escucha y la empatía, por ello, las partes continuarán trabajando en la construcción de confianza y futuro, que redunden en bienestar y desarrollo para La Guajira.

Publicar un comentario