Lido Pimienta, la artista que lleva sus raíces ante el mundo


La artista, que gracias a su álbum “La papessa” (2016), se dio a conocer al mundo, cuando un año después de salir al mercado, fue merecedor de un premio Polaris - una organización sin ánimo de lucro que anualmente honra y premia artistas que producen álbumes musicales canadienses de distinción. Los jueces son críticos musicales que no tienen en cuenta el género ni la popularidad de los álbumes, sino su mérito artístico. 


Lido se caracteriza por su espíritu de exploración, sus raíces latinas le permitieron investigar la música de su esencia y combina los elementos musicales indígenas y afrocolombianos como la cumbia y el bullerengue a los que le da el toque electrónico y el synth pop, donde se puede apreciar la belleza de lo no artístico.

Ella fue invitada el pasado mes de marzo al Festival de Cine de Cartagena, con una gran afluencia a hablar de ella y de lo que vive ahora que es migrante en Canadá.

“Me crie entre Barranquilla y La Guajira; iba a un colegio de alumnos de clase alta, donde casi todos los nombres de mis compañeros eran anglo mientras que el mío era Lido Pimienta y por eso me hacían burlas”.

Tras estos primeros años se fue junto a su familia a vivir a Villanueva, un pequeño pueblo donde su vivencia fue totalmente la contraria que en Barranquilla. Y aunque en esa época se decía a sí misma “en este pueblo nadie me va a entender" ahora es donde todavía más amistades tiene.

Siendo muy joven se mudó a Ontario, un cambio que le transformó su visión, la forma de ver la música y la vida. Allí tuvo que sacar su esencia latina para poder sobrevivir ante el cambio cultural y las leyes que estructuran ese país.

Sobre su vida de migrante ha dicho que “El punto en común que tenemos se llama colonización. La gente cree que Canadá es un país perfecto, donde todos se llevan bien, donde hay oportunidades para todo el mundo. Así como son de complicados los temas de territorio que tenemos en Colombia, es lo mismo aquí. A veces peor”.

Sus grandes logros han consistido en presentaciones en los principales escenarios del mundo, en compañía de la Orquesta sinfónica de New York y este 7 de mayo, tuvo la oportunidad de compartir escenario con la Orquesta sinfónica de Dallas, de sus últimas experiencias ha dicho que está encontrando su lugar en la música, paso a paso.

 

Escribe un comentario sobre esta nota

Gracias por su comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente