Actualidad

6/recent/ticker-posts

La nueva bonanza que se nos avecina

Por: Hernán Baquero Bracho

El portugués Andre Fraga Figueiredo, presidente del Grupo Renovatio recibió un espaldarazo para posicionarse como alternativa de proyectos de energía renovable y fue el éxito del proyecto de autogeneración de energía solar del Centro Comercial Nuestro Urabá, en Apartadó promovido por  los hermanos Tomás y Gerónimo Uribe. Renovatio había aplicado el sistema fotovoltaico con paneles instalados sobre el techo que logra una potencia de energía equivalente a 280 refrigeradores encendidos las 24 horas. Una solución que se convirtió en una plataforma publicitariapaa Fraga.


Pero el portugués, quien llegó a la alta posición después de haber sido Jefe de Desarrollo de Negocios Internacionales de la compañía, estaba pensando más en grande y para ello fue enviado a Colombia desde Nicosia en la isla de Chipre, donde están las principales oficinas del Grupo Renovatio: generar energía eólica, a través de aspas gigantes movidas por el viento. El primer proyecto sería en La Guajira; en territorio Wayuu y será desarrollado por la empresa Vientos del Norte SAS de propiedad del Grupo Chipriota. El plan que busca generar más de 100 Megavatios de energía obtuvo ya la licencia por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

Vientos del Norte SAS lleva más de tres años solicitando permisos a la Corporación Autónoma Regional de La Guajira (Corpoguajira), realizando la medición de vientos y capacitando a las comunidades. Este primer parque eólico de Colombia será bautizado Alpha y tendrá una capacidad de generación entre 200 y 250 Megavatios en un área de 4.000 hectáreas, en el corregimiento de Limoncito, en el municipio de Maicao. El territorio, está ubicado dentro del resguardo indígena Wayuu e involucra comunidades: Araparen, Sachikimana, Jununtao y Tolira.


La Guajira, es uno de los departamentos con mayores posibilidades de producir Energías Renovables No Convencionales, se estima que en los próximos cinco años los proyectos planteados podrían llegar a aportar un 13 % de la energía al Sistema Interconectado Nacional.

Específicamente, en energía eólica el departamento cuenta con una gran oportunidad, gracias a la intensidad de sus vientos, que se calculan entre 5 y 11 metros/segundo durante todo el año. Vientos que desde el 2004, aprovecha las Empresas Públicas de Medellín (EPM), en el municipio de Uribia para operar el Parque Eólico Jepírachi con una capacidad de 19 MW (Megavatios).

El proyecto Alpha tiene prevista una inversión de 250 millones de dólares y se estima que iniciará operaciones en 2022. Incluirá la operación de 65 aerogeneradores o turbinas, y una subestación eléctrica que recogerá la energía del parque eólico para ser conectado al sistema de transmisión nacional – SIN. La Unidad de Planeación Minero-Energética (Upme) será la encargada de garantizar la construcción de una nueva subestación colectora antes del inicio de operaciones para permitir su interconexión.

El conglomerado Renovatio Group, dedicada al sector de energías renovables tiene doce años de experiencia y llegó a Colombia en el 2011. Tiene además proyectos en Rumania, República de Moldovia, Polonia, Grecia y Portugal y el parque Alpha será su primer su punta de lanza en Latinoamérica.

Como pueden analizar mis queridos lectores, La Guajira se está convietiendo en el nuevo paraíso para instalar proyectos de energía renovable y limpia, a través de nuestros vientos, porque nada queda al azar, solo Dios y la madre naturaleza conoce de las adversidades que ha tenido la península y que hoy se convierten en oportunidades para el desarrollo de nuestro departamento. Lo importante con tantos proyectos que se montarán en la parte alta de La Guajira es que se haga una buena negociación en primer lugar con las comunidades donde operarán los desarrollos energéticos, en segundo lugar con el municipio de Uribia y Maicao que serán la base de estos proyectos de energía limpia, en tercer lugar que el departamento reciba beneficios para su desarrollo. Los parlamentarios María Cristina Soto y Alfredo Deluque Zuleta tienen un gran reto para que la península sepa aprovechar esta nueva bonanza que se avecina.

Publicar un comentario

0 Comentarios