Respuesta del viejo Mile a la trampa del festival


Por: Hernán Baquero Bracho
@HernanBaquero1

Como haciendo eco a lo expresado por el nobel José Saramago, sobre el pasado que no pasa nunca, porque somos la memoria que tenemos de ese pasado. En esta columna quiero referirme a lo sucedido en el año de 1968 en la realización del primer Festival Vallenato, donde el favorito indiscutible era el “Viejo” Emiliano Zuleta Baquero y que todo hace indicar que le hicieron trampa para que no ganara. Por ello más nunca participó en el Festival Vallenato y como buen compositor y verseador le hizo una composición por todo lo que a él le sucedió.

Esta composición quedó para la eternidad: “Me presenté al festival/Del nuevo departamento/Lo que digo yo es cierto/Eso fue un gran carnaval/No me dejaron triunfar/porque me hicieron chanchullo/Sabiendo que con orgullo/Presenté el toque final.

Después de estar en mis manos/Me quitaron la corona/porque no quiso Escalona/Que fuera para Emiliano/Se la dieron a Alejandro/Y eso por algo sería/Pero la gente sabía/La trampa que había armado.

Poncho Cotes una persona/Que sabe calificar/Lo mandaron a sacar/Dispuesto por Escalona/por ahí buscaron la forma/Como primera medida/porque soy de La Guajira/No quisieron mi persona.

Antes del toque final/Me habían descalificado/porque ya me habían cambiado/por Alejandro Durán/Se pusieron a inventar/Que había que tocar otra vez/Me fui pero regresé/Y no me dejaron tocar”.
Esta composición me la envió mi hermano Julio Guillermo Bula, quien todo lo tiene guardado en ese buen CPU que es su memoria. Quien siempre lo ha expresado de manera categórica, que en ese festival lo que hubo fue chanchullo.


Pero en “las cosas que nadie sabe” que dejó escrita como anécdotas y peripecias que sucedieron al interior del año de 1968, escribía Consuelo Araujonoguera: “…yo casi me entierro el tenedor en un cachete y sin hacer caso de lo que el Maestro se me acercó por la espalda y comenzó a cuchichearme en el oído diciéndome: ya todo está listo así que esta noche, después de que gane mi compadre Emiliano, nos venimos pa´ca pal traspatio a festejá con los amigos…” Le respondí en voz alta: “¿Cómo de qué cuándo gane Emiliano?... cuando gane el que gane compadre, el que gane”.

El Maestro Escalona se enojó y apartándose de mi espalda y gritando casi, repitió: “Si.. cuando gane Emiliano porque él es el que tiene que ganar, y va a ganar..” Yo le respondí también a gritos.. bueno si va a ganá, que toque y gane, pero no me venga usted a decí que tiene que ganá porque yo no me he roto el alma haciendo esta vaina pa que ahora vaya usted a decidí desde ya que va a ganá fulano o mengano. Los presentes estaban en silencio y después, cuando la discusión subía de punto comenzaron a calmarnos porque ya estábamos en un tira – y-tape fuerte. Entonces el doctor López muy prudentemente habló y nos dijo: “Rafa lo que quiere decir, Consuelo, es que dadas su trayectoria y su destreza en el manejo del acordeón, de su capacidad y de su experiencia, Emiliano debe ganar el festival… y yo también pienso, creo, que lo puede ganar; así pues que no peleen más porque no se trata de que Rafa vaya a imponer a nadie ni de que el Festival se gana de antemano, sino sencillamente de que todo hace pensar que el ganador debe ser Emiliano”.

Publicar un comentario

0 Comentarios