En Cartagena se realizó el primer trasplante de células madres (médula ósea). En el grupo de especialistas está el médico villanuevero Luis José Daza


Cuatro médicos harán posible el procedimiento, entre ellos Luis José Daza, un guajiro egresado de la UCC en Santa Marta y docente catedrático de dicha institución.
Por: Daniela A. García
Tomado de EL INFORMADOR



En Cartagena se realizó el primer trasplante de células madres Hematopoyeticas (médula ósea) que será el punto de partida para salvar la vida de decenas de pacientes en el Caribe colombiano.
El procedimiento se llevará a cabo a la 1:00 de la tarde en la clínica Blas de Lezo en Cartagena y estará a cargo de un equipo conformado por los médicos Ángel Castro, Soraya Paternina, Lievi Correa y Luis José Daza.
Daza es un internista-hematólogo especialista en trasplante de médula ósea, guajiro formado en Santa Marta, en la sede que tiene en la ciudad la Universidad Cooperativa de Colombia, UCC.
La paciente se trata de una educadora guajira de 60 años de edad, quien presenta un mieloma múltiple, un tipo de cáncer hematológico.
“Este es el primer trasplante de células madres hematopoyeticas que se realiza acá en Bolívar. Debido a la gran proporción de pacientes con patologías hematológicas malignas y la falta de infraestructura en nuestra región, para realizar dicho procedimiento los pacientes tienen que migrar a otras ciudades para ser trasplantados, en donde muchas veces fallecen esperando”.
“Hay tan pocas unidades en el país que la gente fallece esperando un trasplante. Un grupo de hematólogos liderados por el doctor Ángel Castro (hematólogo pediatra) realizará esta intervención. Esto va a ayudar a muchas personas de la región”, agregó el médico
Daza durante años se dedicó a la hematología y hacer trasplantes en Porto Alegre, Brasil, pero decidió regresar a Colombia para servir en su país.
“Por circunstancias de la vida ahorita estoy en Bolívar, pero yo soy un hijo adoptivo de Santa Marta y mi sueño es regresar a abrir una unidad allá”, agregó el médico.
Daza trabaja con los pacientes que no responden a quimioterapias, con leucemias agudas, entre otras anomalías. Expresa que es una labor muy cuidadosa, porque son personas en estado muy grave de salud y que, además, son enfermedades muy ligadas al sufrimiento humano.
“El trasplante es la cura de la leucemia, de los linfomas, entre otras patologías que tienen
alta mortalidad en niños y adultos”, explicó.
Ya son varios los pacientes en lista que hay en la costa para recibir un trasplante de médula, de los cuales la mayoría son niños.

Publicar un comentario

0 Comentarios