Señal en vivo desde Villanueva, La Guajira

De El Molino, Álvaro Montero la figura en la primera aparición de un cuadro colombiano en la Libertadores



Álvaro Montero, ha demostrado, con su esfuerzo, que hoy día es uno de los mejores cancerberos del rentado colombiano. La noche de éste martes, en su debut en un torneo continental como la copa Bridgestone Libertadores, se convirtió en la figura de la noche con las atajadas que imposibilitaron al equipo brasilero, Atlético Paranaense, quien recientemente disputó la final con el Junior de Barranquilla por la copa Sudamericana.

El Tolima arrancó con pie derecho al derrotal a los brasileros con un tanto convertido por Danovis Banquero al minuto 30 en un rebote que dejó de frente al portero Santos de Paranaense.

Álvaro Montero tuvo una puntuación de 8.2 por sus atajadas y anticipos durante el evento que se llevó a cabo en el estadio Manuel Murillo Toro que estrenó iluminación pero que, sin embargo, no tuvo la asistencia esperada por parte de la hinchada tolimense.

El caso de dopaje de Montero.

Tras la notificación que recibió el jugador de su prueba anormal, se deberá comenzar una investigacióncon relación al medicamento que fue suministrado (isometepteno) para poder realizar la defensa. 
Después de ello, el jugador deberá conocer sus derechos y uno de ellos es decidir si se toma en cuenta o no lo que se conoce como prueba B, que es una segunda muestra tomada en el control al dopaje realizada el mismo 21 de noviembre.
Si el deportista escoge tomar en cuenta esa segunda muestra, el arquero podrá viajar al laboratorio donde se analizó la prueba para poder estar presente en el momento en el que revelen esa segunda evidencia y conocer así mismo el resultado que arroje la misma. 
Después de eso, si el resultado vuelve a salir adverso, el caso deberá ser notificado ante la Federación Colombiana de Fútbol y la Comisión Disciplinaria de la Dimayor para evaluar, según los reglamentos, cuál será la sanción que debe tenerse contra el jugador que puede llegar hasta los cuatros años de suspensión.
Ninguno de los pasos descritos pueden saltarse ya que la idea es garantizar los derechos del deportista que se vio involucrado en el caso. Ahora bien, dicha sanción podría conocerse hasta dentro de seis meses, así que por el momento no corre peligro la participación del portero en los diferentes campeonatos en los que está jugando el Tolima.

Publicar un comentario

0 Comentarios