Los 25 años de la emisora Viva FM en el día mundial de la radio



Contar 25 años en estas líneas es un gran reto, sin embargo, en el día mundial de la radio, este, debe ser un homenaje a todos los que contribuyeron para consolidar un proyecto que hoy día es uno de los activos más queridos por los villanueveros.

Fue en 1994 cuando, después de un intento infructuoso de hacer la radio en Barrancas, La Guajira, esta historia merecería un capítulo aparte, decidió Edison De La Hoz, mi papá viajar a Villanueva y hablar con personas cercanas para traer el proyecto al municipio. En ese entonces el alcalde municipal Gonzalo Lacouture, acogió como propia la propuesta y hasta cedió un local de su familia para que allí comenzara a funcionar la emisora. En ese momento un joven líder, Javier Socarrás se despojó hasta de sus propias pertenencias para contar con los primeros recursos y traer los “trastos” que emitían señal AM, a Villanueva, comenzaron las emisiones en cabeza de Rita Guerra Vega, para la fecha, corresponsal de noticias de Radio Guatapurí de Valledupar; Carlos Bolaños, que hoy lo apreciamos como un activo de la emisora, Henry Vargas y Javier Socarrás y el apoyo del comercio local.

Villanueva acababa de inaugurar la majestuosa tarima Escolástico Romero y el Festival Cuna de Acordeones además de ser una fortaleza cultural, se convertía en escenario de relaciones interpersonales, en una transmisión rudimentaria del evento, conocimos a los hermanos Martínez; Nilson, que en ese entonces era propietario del canal de televisión TeleVillanueva, Nelson “El ñego” y “El Toy” Peñaloza, quienes facilitaron todo para que los estudios se trasladaran al “Balcón de los Martínez” donde la idea comenzaba a tomar fuerza. Sin embargo la tarea periodística de mi papá, un hombre con ideas de izquierda, no eran del agrado de los líderes políticos de la época. La emisora comenzaba a contar con audiencia propia y se sumaba el trabajo conjunto con “La Tribuna del Cesar” de Radio Guatapurí que era la fortaleza radial del milenio pasado.

Apoyándose en la persecución que hubo desde el Gobierno Nacional contra las emisoras clandestinas o radios piratas, sufrimos la primera decepción en 1996, dos años después de realizar una importante tarea y nuestros equipos fueron decomisados, equipos que se consiguieron con un gran esfuerzo pero que no tenían la legalidad necesaria, eran tan grande el problema económico, que pensamos que nunca volveríamos a la actividad.

Sin embargo, mi papá, siempre fue un luchador, sus propósitos siempre los ha conseguido, y no sabemos cómo, apareció con unos equipos nuevos, de tecnología (pasaríamos del tocadiscos al reproductor de CD’s). Después supimos que mi padre había negociado toda la discoteca de “Ecos del Pintao” y con esos recursos anticipó la compra de una emisora con equipos a punto de decomisar en Fundación, Magdalena.

Esos equipos estaban ahí, almacenados en un lugar, porque no queríamos salir al aire sin definir la legalización de nuestra radio, en ese entonces contamos con un amigo que siempre ayudó e impulsó la idea: Leonel “None” Mendoza desde Villanueva y en Barranquilla el Doctor Román Gutiérrez quien ante el Gobierno Nacional y el entonces Ministerio de Comunicaciones de Armando Benedetti, lograron la Ley que oficializaba la radio comunitaria en el país. “Ecos del Pintao” fue una de las primeras emisoras en obtener su licencia, en su aguerrida tarea, Edison De La Hoz, recopiló todos los documentos necesarios para cumplir con el pliego de condiciones para poder contar con una emisora. Todo fue posible y logramos la licencia de operación.

Se nos presentó otro problema, teníamos radio, teníamos licencia, teníamos equipos ¡Pero no teníamos CD´s! De lo que no nos dimos cuenta en ese entonces, era que teníamos un vecino, José “El Mono” Arrieta, fue la mano que nos auxilió en ese momento. El Mono Arrieta, se caracterizaba por ser un melómano, todo CD, sea del género que fuera y del artista que fuera, lo compraba, nos facilitó una discoteca maravillosa.  En esos años (entre 1997 y 1999) contábamos con un equipo de personas amantes de la radio; JJ Rojas, Josué Consuegra, William Bayter Jr, Lácides Toro, Alan Albarrán, Shirley Mancilla, Carlos Bolaños se mantenía, Didier Hernández, Karen Orcasita, Yisselis Castro, José Jorge y Rodrigo Candanoza y sé que algunos me perdonarán por no incluirlos en este momento.

Sin embargo, eran los días de la universidad. Un sobrevoltaje hizo trizas los equipos, recuerdo una noche que Jorge Celedón hacía el lanzamiento de su primer álbum después de independizarse del Binomio de Oro. Económicamente la emisora no estaba fortalecida y la ayuda de Emilio Estrada y Elina Ovalle, propietarios de la Ferretería la 14, era esa luz que Dios siempre puso en nuestro camino.
A Wilder, mi hermano menor se le ocurrió un día, comentarle al entonces alcalde, recién elegido, Juan Félix Daza Cárdenas, que la emisora quedaba bien y le daría ese toque cultural a la Casa de la Cultura Rafael Antonio Amaya, que era dirigida por Fabián Molina Martínez. ”Juanfe” no dudó en aceptar la propuesta y fue así como en el año 2001 trasladamos nuestros equipos y estudios a la Casa de la Cultura. En ese entonces, Ana Cecilia Castillo “Chechi”, esposa de Rodrigo Daza, estaba actualizando la IPS que dirigía y le pedí un computador que tenía almacenado, ella lo facilitó, creo que ella no recuerda, que nunca le devolvimos ese computador, pero sirvió para que la tecnología llegara a la emisora “Ecos del Pintao”.

Estábamos a la vanguardia, nos decíamos, era el momento de pasar del CD al MP3, y era el momento de transformarnos en algo distinto a “Ecos del Pintao”, con el desacuerdo permanente de mi papá, sugerí que se llamara Viva FM, y argumentaba que era la primera y la última sílaba de Villanueva, no sé si muchos de ustedes conocían esto. A partir de ahí fueron muchas noches cargando de música nuestro computador prestado, pero también nacía el noticiero que hasta hoy despierta a los villanueveros. El apoyo de Juan Félix fue determinante, lo que llenaba de satisfacción a nuestra labor, era que podíamos ser críticos de su administración, cargada de muchos problemas, de seguridad especialmente, en la época.

El reto más grande de nuestra labor, es saber que tenemos que trascender de los límites de Villanueva, asumir compromisos con las realidades, el lugar y el espacio, es poder entender el momento histórico, interpretar la sociedad y la cultura de la que estamos hablando, de una manera que represente la voz del tiempo y de la historia.

Saber que una sola manera de narrar la realidad excluye las demás miradas haciendo homogéneo, lo diverso, lo multicultural y eso lo comenzábamos a entender.

Respetar las múltiples opiniones, las múltiples miradas y los múltiples problemas, a las distintas maneras de entender la sociedad.

Fue así, como nos encontramos con procesos políticos en los que nos convertimos el canal de las ideas y de las propuestas, tareas culturales; la emisora se convirtió en herramienta clave para el Festival Cuna de Acordeones en la época del Israel Romero y continúa con José Félix Lafaurie y en un miembro más de la familia de Villanueva en el municipio y la que se encuentra fuera de él y del país. La tecnología nos ha permitido llegar a todos los hogares de distintas maneras, redes sociales, web y herramientas digitales del momento.

Para destacar, es que las administraciones municipales entendieron cómo funciona la radio para sus comunidades. Claudia Gómez, de quien confieso, fui crítico de su administración, pero nada personal, lo asumió de esa manera y nunca, a pesar de las críticas, desistió del apoyo de la alcaldía a la emisora, en otro lugar, tengo la certeza, sería distinto.

Y Luis Alberto Beto Baquero, ha sido un importante bastión, de quién siempre he dicho le faltó aprovechar más los medios de comunicación, para eso, para comunicar sus actividades, actuaron con la madurez de la democracia y las comunicaciones.

Es así, queridos amigos, como en 25 años hemos construido un medio que ya no es nuestro, si no de esta maravillosa sociedad que se construye diariamente en Villanueva, el Sur de La Guajira, el país y el mundo entero.

Publicar un comentario

0 Comentarios