Diana Silva, la graduada número 100 del programa de Auxilio Educativo de Cerrejón



Diana Silva, es una mujer luchadora y con muchas ganas de salir adelante, quien hace algunos días recibió su título profesional en Trabajo Social de la Universidad de La Guajira. Ella, residente en la comunidad reasentada de Patilla en el municipio de Barrancas, y madre de un niño de ocho años siempre había soñado con ser una profesional, pero al igual que muchas personas no contaba con los recursos necesarios para hacerlo.

Silva, quien afirma que: “mi deseo desde que salí del bachillerato siempre fue cursar una carrera universitaria, pero en ese momento en mi familia no teníamos los recursos para yo irme a una universidad; pero afortunadamente en aquella época hubo un programa patrocinado por Cerrejón denominado “Conéctate Colombia”, gracias al cual pude hacer un curso de Agua y Saneamiento Básico; y luego cursar un programa técnico en Mantenimiento Electromecánico, con el cual tuve la oportunidad de hacer las prácticas en la Empresa”.

Diana, quien nunca dejó de soñar con que algún día iba a convertirse en una profesional, esperaba que la vida le diera la oportunidad de cursar una carrera universitaria. “Cuando estaba en bachillerato, yo quería estudiar Psicología, pues era una carrera que estaba relacionada con todo el tema social y comunitario, el cual siempre había tenido presente en mi vida, por los roces que tuve con los procesos que se adelantaron en mis comunidades, los cuales siempre me gustaron y alimentaron mis ganas de aprender para poder gestionar beneficios para ellos y fortalecer mis capacidades”, manifiesta la joven.

Ella, al tener en frente la oportunidad de cumplir su anhelo, gracias al apoyo brindado por Cerrejón como parte del programa de Auxilio Educativo ofrecido a las comunidades reasentadas, no dudo en tomarlo, e inició su proceso de formación como Trabajadora Social. Hoy, este sueño es una realidad: “Yo siempre todo lo que he comenzado lo he terminado, y hoy, algunos años después aquí estoy: terminé la carrera y me gradué de Trabajo social. Estoy muy contenta porque esto fue lo que siempre quise, es una meta que yo me propuse y creo que no me podía ir de la vida sin verla cumplir”.

Diana, es la graduada número 100 de los 253 estudiantes que han logrado acceder a la educación técnica, tecnológica, superior y avanzada gracias al apoyo otorgado por la Compañía a través del programa de Auxilio Educativo que adelanta en las comunidades reasentadas con el objetivo de promover el mejoramiento de su calidad de vida y el acceso a mejores oportunidades.

“Este es uno de los programas bandera para los reasentamientos, por ser una oportunidad muy grande que permite que personas así como yo que no tenemos las condiciones de entrar en una universidad, tengamos la oportunidad de poder salir adelante, de materializar nuestros sueños y de contribuir a que estas comunidades salgan adelante con nuevas ideas, pero partiendo de la preparación y de la academia, para así poder ser más críticos de este tipo de procesos pero al mismo tiempo propositivos”.

Para finalizar su historia, la graduada comenta que: “Personalmente para mí, ha sido un apoyo importantísimo porque en este programa están dadas las herramientas y algunos si la hemos sabido utilizar, y algunos no tanto; pero lo más importante es seguir fortaleciendo este tipo de oportunidades dentro de La Guajira, y por qué no, dentro de las comunidades para así crecer mucho más en el ámbito personal, profesional, económico y mejorar así la calidad de vida de todas las personas que hacemos parte de esta región”.

Publicar un comentario