Gobernadora entrega 19 aulas escolares al Centro Étnoeducativo Rural, Nazareth III, en Manaure



La mañana del miércoles 1 de agosto, la Gobernadora (d) Tania María Buitrago González, junto a su Secretario de Educación, Alfonso Daza Cárdenas y el Gerente de la Administración Temporal de ese sector, Eduardo Fragozo, Entregaron14 aulas escolares y 5 mejoras (remodeladas), en el Centro Étnoeducativo Rural Nro 3 Nazareth, ubicado en el resguardo Wayuu de la Media Alta Guajira, municipio de Manaure, el cual recibe a 663 estudiantes de primaria y bachillerato.
La obra tuvo un costo total de $ 4.384.834.244, el cual cubrió diseño, estudios técnicos y obra, requeridos por el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa (FFIE), en desarrollo del Plan Nacional de Infraestructura Educativa (PNIE) y aportes de la Gobernación de La Guajira. Hoy, el establecimiento educativo cuenta con un total de 19 aulas escolares, comedor, cocina, baños, oficinas administrativas y una zona recreativa para las horas de descanso de los estudiantes.

La mandataria, se dirigió a los estudiantes, haciendo énfasis en que con los pocos recursos que hoy maneja la administración departamental, se priorizó en esta inversión en beneficio y calidad educativa para todos ellos, “sabemos que no es suficiente, porque ustedes merecen más, porque faltan canchas, adecuación de la biblioteca, dotación de muebles para su comodidad, encerramiento del Centro, internet, energía eléctrica potente… Poco a poco estaremos haciendo de esta, su segundo hogar, un sitio completo, de formación de hombres y mujeres que serán los que estarán el frente de este departamento en el futuro, ustedes son la razón de ser de esta administración, y lo único que queremos, es que todos los niños y jóvenes de La Guajira, tengan las mismas oportunidades”  

En sus inicios, el proyecto fue realizado para albergar cómodamente a 448 niños (agosto de 2017), pero para el año en curso, la cobertura de estudiantes en todos los grados creció a 663, debido en gran parte a las familias que llegaron procedentes de la hermana república de Venezuela. Según Gabriela García Epiayu, directora del Centro Educativo, esto no será motivo alguno para que cada infante o adolescente reciba sus clases y se forme tal cual lo manda la ley. “Agradezco al Gobierno Nacional y a la Gobernadora encargada por pensar en la educación de los niños wayuu, que igual merecen una educación digna y en un lugar digno, y hoy, eso ya no es un sueño, es una realidad”.

La gobernación departamental se comprometió, a pagar la deuda que el Centro Educativo tiene con la empresa Electricaribe, la cual asciende a 15 millones de pesos, una vez se tenga el paz y salvo, se solicitará a la empresa de energía eléctrica, adecuar con los elementos necesarios para que dicha comunidad educativa cuente con un óptimo servicio de energía. Así mismo, en los próximos días se estarán haciendo las gestiones para instalar las torres que llevarán el internet hasta la institución. Por su parte la Administración Temporal de Educación, se comprometió para los próximos meses, en lo que tiene que ver con la dotación de muebles, equipos de cocina y nombramiento de profesores.

Publicar un comentario