Vanidad o buena intención política?


Por: Dr. Marlon Consuegra González

Saltan a la mente múltiples interrogantes sobre la estructura de las diversas estrategias políticas de los que a nivel municipal aspiran a la primera magistratura; es una lástima descubrir en muchos de nuestros candidatos el común denominador que los identifica: “YO SOY EL (LA) ALCALDE (SA)”, a sabiendas de que cuando hay más candidatos que los que tiene Bogotá, (con 8.000.000 de hab), las posibilidades de llegar hasta ese cargo se reducen casi a menos del 20% por candidato. 
Está claro que ocho de los actuales aspirantes, cualquiera que estos sean, serán derrotados en las urnas, y con ellos también sus buenas ideas sociales, y la esperanza de sus electores, pero que inquietante son las verdaderas intenciones de llegar hasta el final, son varios los argumentos que giran en torno a esas decisiones, por ejemplo: -es por medir fuerzas, -es para negociar después con los candidatos a cámara y senado, -es para ejercer una oposición respetuosa, -es para un cargo a nivel de gobernación etc. Y es en ese momento cuando uno piensa que el noble principio de la política donde prima más lo general que lo personal, cambia de dirección y se convierte en un deseo egoísta de alcanzar el poder para beneficio de uno o de pocos. Si esta teoría no fuera tan creíble, Villanueva hubiese visto alianzas estratégicas en aras de integrar diversos puntos de los planes de gobierno de las candidaturas afines, o por lo menos dar participación burocrática a las corrientes que juntas lleguen al triunfo; esto en busca de que más villanueveros se vean identificados con una administración, porque no es lo mismo que llegue uno solo, a que lleguen dos o más que representan a un número mayor de ciudadanos.
En ese mismo orden de ideas, está claro también que el alcalde electo, tendrá desde el 1° de Enero a la mayoría de sus coterráneos en contra por puros cálculos matemáticos, es por ello que cualquier caso de alianzas más que estratégicas serán convenientes, pues de este modo se reducirán el número de opositores y se integrarán mayores propuestas a un plan de gestión municipal. 
Y no es decir que no hayan existido conatos de alianzas entre partidos, porque a voces se conocen los rumores de estas reuniones privadas o clandestinas a lo largo de este proceso preelectoral, pero cuyo cimiento es tan sólido como un castillo de naipes, que se basa en la desconfianza al opositor, manipulación de encuestas, el tradicional correo de las brujas y los pasquines entre otros. Es por ello que nunca ha tomado forma esa idea tan deseada por todo el Pueblo, “que hayan alianzas”, “que ganen los candidatos que logren uniones,” porque nuevamente afloran los intereses personales que generan una luz cegadora que confunden a los candidatos incautos que caen en el viejo truco de las arengas públicas y los compromisos nunca cumplidos antes de elecciones. 
Pero no todo el panorama es sombrío, si tenemos una visión optimista de cómo están las cosas, el candidato que nos honre con su cargo, sabrá de antemano también que sus movimientos políticos serán vigilados con más sigilo y control que en anteriores administraciones, por el hecho que no ganará por mayoría absoluta sino por minoría más numerosa, y esto establecerá límites en sus libertades para administrar, y mayores detractores con medidas anti populares o que sugieran corrupción.
Finalmente quiero identificar el decálogo de las razones más comunes por las cuales votamos, y que ojalá no sean luego un lamento que cada 4 años se escuche en nuestra boca. Unas veces decimos que por votamos -por la tradición política de un partido, otras veces porque es buena gente y tiene carisma, -por su hoja de vida, -por apellidos, -porque si tiene plata y no va a robar, porque no tiene plata y así ayuda a los pobres que lo entienden, -por agradecimiento o por amistad, -porque tiene un buen discurso, pero pocos votos se basan en el análisis concienzudo de un buen plan de gobierno comparado entre sí. Por esto Villanueva, no te equivoques, vota por ti, vota objetivamente y no te dejes llevar por lo que te dan en campaña sino por los años que restan después de las mismas.

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. DR JHAIDEBET GUTIERREZ D.octubre 20, 2011 8:14 a.m.

    ME PARECE MUY ACERTADA LA VISION QUE TIENES DE EL PANORAMA POLITICO EN TU PUEBLO, LASTIMOSAMENTE ESTO ES UNA REALIDAD EN NUESTROS PUEBLOS HOY EN DIA. LOS INTERESES PERSONALES SE CONVIERTEN EN PRIORIDAD PARA ELLOS ANTES QUE LOS BENEFICIOS DEL PUEBLO Y MAS SABER Q MANEJANDO UN PADRON ELECTORAL MENOR A OTROS PUEBLOS DE EL DEPARTAMENTO TENGAN MAS CANDIDATOS A LA ALCALDIA QUE ESTOS.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con el doctor MARLON, eso es lo que Villanueva necesita que los villanueveros aprendamos a estudiar, comparar y calificar el mejor plan de gobierno presentado por los candidatos, para que no siga sucediendo lo que hemos vivido en las anteriores administraciones, lastimosamente en estos cuatro años siguientes también va a suceder lo mismo, ya que la conciencia no existe en nuestra querida Villanueva. yo sigo con la misma preocupación de el doc Consuegra y de algunos mas villanueveros, pero miren que yo he escuchado decir todos los días a todos los candidatos en los debates y por la emisora viva f.m que tienen las mejores relaciones a nivel departamental y mucho mas a nivel nacional para gestionar muchos proyectos y muchas cosas mas para traerlas a Villanueva y sacarla del hoyo en que se encuentra, como dicen que QUIEREN tanto a Villanueva, PREGUNTO por que si tienen esas relaciones tan importantes no las han utilizado antes de tener la oscura aspiración? por que no se organizan y forman entre todos ellos un comité de gestión municipal e integral, y en nombre de ese comité presentan las gestiones a los villanueveros? miren señores CANDIDATOS demuestren que si aman a la linda Villanueva como lo expresan cada segundo. Doc Marlon sabe que va a pasar después de estas elecciones? algunos se van y volverán 5 meses después de las próximas, y otros a pechar diciendo que tienen tantos votos en las elecciones de senado y cámara, y lo peor es que la gente dejándose llevar como corderitos. Y de los aspirantes al CONCEJO ni se diga, como va hacer posible que permitamos que lleguen al concejo municipal algunas personas que no saben ni siquiera el listado del mercado de su casa. QUE TRISTEZA. ENIER CUADRADO.

    ResponderEliminar