-->

22 noviembre 2010

Los contratistas y el Estado

"Ha llegado el momento de ponerle punto final a los episodios vergonzosos que a diario pululan por las administraciones de la geografía nacional. Estamos en el instante preciso de recuperar la confianza indispensable para demostrar la solidaridad a las gestiones del gobierno de turno".

José Fontalvo De La Hoz

El revuelo que ha causado los contratos celebrados por la administración de la ciudad de Bogotá con algunas empresas y consorcios han puesto de manifiesto la evidente debilidad de la legislación colombiana referente a contratos, en especial, para el sector público. Las normas existentes son para una sociedad en ciernes y con pocos poros de corrupción; hoy necesitamos legislaciones que cierren todos los orificios susceptibles de ser espernancados por la sagacidad y malicia de los que quieren arrebatarle indoloramente los bienes al estado.

Las sociedades todas están integradas por hombres, no por Ángeles. Ha sido una constante el deseo de negociar con los estados porque en la mayoría de las ocasiones son unos muertos sin dolientes, es decir se dan los desfalcos y negociados más monstruosos y nadie se inmuta porque a quien se le roba es al estado y eso no es robo, robarle al estado es una virtud, no un delito. Esta es la concepción de la generalidad de las personas, muy equívoca, por cuanto todos contribuimos con el erario y a todos nos pertenece no para hacer mal uso de él sino procurando que los recursos se inviertan de la mejor manera aplicando así una redistribución social de los recursos a través de las distintas obras e inversiones en los campos de la educación, la salud, la tecnología, la ciencia y, algo muy importante, creando en forma permanente frentes de trabajo o empleo seguro para todos los asociados.

Un estado como Colombia con un alto índice de desempleo debe comportarse de otra manera haciendo respetar sus intereses con instrumentos jurídicos que comprometan a todos sus habitantes por igual, tal como ocurre con los impuestos de los que nadie puede excluirse, y de alguna manera contribuyen según posean pertenencias.

Es ilógico que al haber contribuido todos los colombianos con el erario por medio de los impuestos resulten favorecidos tres o cuatro, solo por el hecho de la celebración de contratos leoninos e incumplidos en muchas ocasiones.

Estas personas, futuros contratistas, sin méritos ni suficientes recursos económicos por sus buenas conexiones con los politiqueros de turno, se hacen adjudicar excelentes contratos que en un abrir y cerrar de ojo amasan una fortuna inimaginable para una mente del común.

Sería conveniente detectar con precisión cuáles son las fallas de la legislación de contratos para encausar enhorabuena las administraciones municipales, distritales, departamentales y por ende de la nación que manifiestan una atmósfera de tribulación y desencanto.

Ojala se pudiera develar toda la verdad de los contratos con el estado desde veinte años atrás. La nación tendría la oportunidad de conocer a sus buenos o malos miembros y ella misma tendría facultades para exaltarlos o despreciarlos por la afrenta que les ha causado.

Para que se solidifiquen las bases de la Tercera Vía y la Unidad Nacional, es preciso un buen gobierno que garantice el cambio y el progreso, que de veras, le hace mucha falta al estado colombiano. Ese buen gobierno lo podríamos conseguir moralizando las instituciones y profundizando la revolución educativa para que todos los colombianos seamos partícipes de las transformaciones necesarias que nos inserten en el concierto mundial.

Ha llegado el momento de ponerle punto final a los episodios vergonzosos que a diario pululan por las administraciones de la geografía nacional. Estamos en el instante preciso de recuperar la confianza indispensable para demostrar la solidaridad a las gestiones del gobierno de turno. Todo esto se consigue con ejecutorias beneficiosas tanto para incluidos como excluidos.

Que bueno ponerle un torpedo a toda la política de las contrataciones nacionales con la resuelta determinación de aplicarle un hemostático al desangre del erario de la nación que encoge, aun mas, la esperanza, riqueza universal de los humanos.

Frenar el festín de los contratos con las entidades públicas reduciría la brecha entre pudientes e insolventes, germen de todas las expresiones de violencia, y nos colocaríamos como nación pionera contra la corrupción. No cuesta nada, intentémoslo.
.

Tags :

bm

Viva FM

Seo Construction

I like to make cool and creative designs. My design stash is always full of refreshing ideas. Feel free to take a look around my Vcard.

  • Viva FM
  • Februari 24, 1989
  • 1220 Manado Trans Sulawesi
  • contact@example.com
  • +123 456 789 111

7 Reviews:

  1. RAFAEL EDUARDO FRÍAS GONZÁLEZnoviembre 23, 2010 11:04 a.m.

    Las iniciativas que propendan por un bien común y que apunten cercenarle las posibilidades que tienen los influyentes personajes de nuestra nación con los grupos politiqueros de turno; iniciativas que buscan sin cuartel recuperar el control efectivo del desangre del erario tal como lo apunta el autor de este artículo, deben ser objeto de acogida unánime por quienes creemos que se pueden lograr dichos objetivos. Cada vez que presento algún comentario a escritos con los cuales me identifico, siempre sale al paso algún comentario esquinero que no tienen ninguna clase de asidero, por cuanto buscan esconderse detrás del telón del ANONIMATO, por favor, ajustémonos los pantalones!... amigos, debemos respirar tranquilos cuando surjan personajes como el señor JOSÉ FONTALVO DE LA HOZ (a quien no tengo la oportunidad de conocer pero espero que podamos compartir experiencias y conocimientos en algún momento), dejando a consideración nuestra el querer ostentar un “VERDADERO CAMBIO”.

    Hoy, una vez más invito a quienes se identifiquen con ideas que refrescan, y nos ponen a soñar con vientos esperanzadores, a que nos volvamos multiplicadores de iniciativas tales, a que busquemos en personas que además del aporte de esas grandes ideas, estén dispuestos a desarrollarlas, dirigirlas y llevarlas al plano real; personas que como en la fábula del gato y los ratones, donde estos últimos preocupados por los hechos devastadores del gato (en esta ocasión los corruptos), les surgió la idea de colocarle un cascabel al gato como una señal de alerta pero el problema en ese momento era encontrar a quien estuviera dispuesto a correr el riesgo de aceptar la misión; hagamos un frente común, revisemos hojas de vidas, revisemos idoneidad, miremos la forma de trabajo, las cuales se vienen desarrollando con el suministro de “peces” valiéndose de las múltiples necesidades de alimento y salud del pueblo, cuando lo que realmente necesitan es que los enseñen a utilizar la “atarraya y la caña” de pescar.

    Es entendible que con los egresos de recursos económicos que se generan en la consecución de los “peces” en mención, se haga necesaria su recuperación posterior con cargo al erario justificado con contratos leoninos y que acaban con las pocas posibilidades de progreso de nuestros pueblos. Tomo como propias las palabras del escritor… “No cuesta nada, intentémoslo”, el cambio es usted, EL CAMBIO SOY YO!!!

    ResponderBorrar
  2. RAFAEL EDUARDO FRÍAS GONZÁLEZnoviembre 23, 2010 11:04 a.m.

    Las iniciativas que propendan por un bien común y que apunten cercenarle las posibilidades que tienen los influyentes personajes de nuestra nación con los grupos politiqueros de turno; iniciativas que buscan sin cuartel recuperar el control efectivo del desangre del erario tal como lo apunta el autor de este artículo, deben ser objeto de acogida unánime por quienes creemos que se pueden lograr dichos objetivos. Cada vez que presento algún comentario a escritos con los cuales me identifico, siempre sale al paso algún comentario esquinero que no tienen ninguna clase de asidero, por cuanto buscan esconderse detrás del telón del ANONIMATO, por favor, ajustémonos los pantalones!... amigos, debemos respirar tranquilos cuando surjan personajes como el señor JOSÉ FONTALVO DE LA HOZ (a quien no tengo la oportunidad de conocer pero espero que podamos compartir experiencias y conocimientos en algún momento), dejando a consideración nuestra el querer ostentar un “VERDADERO CAMBIO”.

    Hoy, una vez más invito a quienes se identifiquen con ideas que refrescan, y nos ponen a soñar con vientos esperanzadores, a que nos volvamos multiplicadores de iniciativas tales, a que busquemos en personas que además del aporte de esas grandes ideas, estén dispuestos a desarrollarlas, dirigirlas y llevarlas al plano real; personas que como en la fábula del gato y los ratones, donde estos últimos preocupados por los hechos devastadores del gato (en esta ocasión los corruptos), les surgió la idea de colocarle un cascabel al gato como una señal de alerta pero el problema en ese momento era encontrar a quien estuviera dispuesto a correr el riesgo de aceptar la misión; hagamos un frente común, revisemos hojas de vidas, revisemos idoneidad, miremos la forma de trabajo, las cuales se vienen desarrollando con el suministro de “peces” valiéndose de las múltiples necesidades de alimento y salud del pueblo, cuando lo que realmente necesitan es que los enseñen a utilizar la “atarraya y la caña” de pescar.

    Es entendible que con los egresos de recursos económicos que se generan en la consecución de los “peces” en mención, se haga necesaria su recuperación posterior con cargo al erario justificado con contratos leoninos y que acaban con las pocas posibilidades de progreso de nuestros pueblos. Tomo como propias las palabras del escritor… “No cuesta nada, intentémoslo”, el cambio es usted, EL CAMBIO SOY YO!!!

    ResponderBorrar
  3. RAFAEL EDUARDO FRÍAS GONZÁLEZnoviembre 23, 2010 11:04 a.m.

    Las iniciativas que propendan por un bien común y que apunten cercenarle las posibilidades que tienen los influyentes personajes de nuestra nación con los grupos politiqueros de turno; iniciativas que buscan sin cuartel recuperar el control efectivo del desangre del erario tal como lo apunta el autor de este artículo, deben ser objeto de acogida unánime por quienes creemos que se pueden lograr dichos objetivos. Cada vez que presento algún comentario a escritos con los cuales me identifico, siempre sale al paso algún comentario esquinero que no tienen ninguna clase de asidero, por cuanto buscan esconderse detrás del telón del ANONIMATO, por favor, ajustémonos los pantalones!... amigos, debemos respirar tranquilos cuando surjan personajes como el señor JOSÉ FONTALVO DE LA HOZ (a quien no tengo la oportunidad de conocer pero espero que podamos compartir experiencias y conocimientos en algún momento), dejando a consideración nuestra el querer ostentar un “VERDADERO CAMBIO”.

    Hoy, una vez más invito a quienes se identifiquen con ideas que refrescan, y nos ponen a soñar con vientos esperanzadores, a que nos volvamos multiplicadores de iniciativas tales, a que busquemos en personas que además del aporte de esas grandes ideas, estén dispuestos a desarrollarlas, dirigirlas y llevarlas al plano real; personas que como en la fábula del gato y los ratones, donde estos últimos preocupados por los hechos devastadores del gato (en esta ocasión los corruptos), les surgió la idea de colocarle un cascabel al gato como una señal de alerta pero el problema en ese momento era encontrar a quien estuviera dispuesto a correr el riesgo de aceptar la misión; hagamos un frente común, revisemos hojas de vidas, revisemos idoneidad, miremos la forma de trabajo, las cuales se vienen desarrollando con el suministro de “peces” valiéndose de las múltiples necesidades de alimento y salud del pueblo, cuando lo que realmente necesitan es que los enseñen a utilizar la “atarraya y la caña” de pescar.

    Es entendible que con los egresos de recursos económicos que se generan en la consecución de los “peces” en mención, se haga necesaria su recuperación posterior con cargo al erario justificado con contratos leoninos y que acaban con las pocas posibilidades de progreso de nuestros pueblos. Tomo como propias las palabras del escritor… “No cuesta nada, intentémoslo”, el cambio es usted, EL CAMBIO SOY YO!!!

    ResponderBorrar
  4. RAFAEL EDUARDO FRÍAS GONZÁLEZnoviembre 23, 2010 11:10 a.m.

    Las iniciativas que propendan por un bien común y que apunten cercenarle las posibilidades que tienen los influyentes personajes de nuestra nación con los grupos politiqueros de turno; iniciativas que buscan sin cuartel recuperar el control efectivo del desangre del erario tal como lo apunta el autor de este artículo, deben ser objeto de acogida unánime por quienes creemos que se pueden lograr dichos objetivos. Cada vez que presento algún comentario a escritos con los cuales me identifico, siempre sale al paso algún comentario esquinero que no tienen ninguna clase de asidero, por cuanto buscan esconderse detrás del telón del ANONIMATO, por favor, ajustémonos los pantalones!... amigos, debemos respirar tranquilos cuando surjan personajes como el señor JOSÉ FONTALVO DE LA HOZ (a quien no tengo la oportunidad de conocer pero espero que podamos compartir experiencias y conocimientos en algún momento), dejando a consideración nuestra el querer ostentar un “VERDADERO CAMBIO”.

    Hoy, una vez más invito a quienes se identifiquen con ideas que refrescan, y nos ponen a soñar con vientos esperanzadores, a que nos volvamos multiplicadores de iniciativas tales, a que busquemos en personas que además del aporte de esas grandes ideas, estén dispuestos a desarrollarlas, dirigirlas y llevarlas al plano real; personas que como en la fábula del gato y los ratones, donde estos últimos preocupados por los hechos devastadores del gato (en esta ocasión los corruptos), les surgió la idea de colocarle un cascabel al gato como una señal de alerta pero el problema en ese momento era encontrar a quien estuviera dispuesto a correr el riesgo de aceptar la misión; hagamos un frente común, revisemos hojas de vidas, revisemos idoneidad, miremos la forma de trabajo, las cuales se vienen desarrollando con el suministro de “peces” valiéndose de las múltiples necesidades de alimento y salud del pueblo, cuando lo que realmente necesitan es que los enseñen a utilizar la “atarraya y la caña” de pescar.

    Es entendible que con los egresos de recursos económicos que se generan en la consecución de los “peces” en mención, se haga necesaria su recuperación posterior con cargo al erario justificado con contratos leoninos y que acaban con las pocas posibilidades de progreso de nuestros pueblos. Tomo como propias las palabras del escritor… “No cuesta nada, intentémoslo”, el cambio es usted, EL CAMBIO SOY YO!!!

    ResponderBorrar
  5. RAFAEL EDUARDO FRÍAS GONZÁLEZnoviembre 23, 2010 11:10 a.m.

    Las iniciativas que propendan por un bien común y que apunten cercenarle las posibilidades que tienen los influyentes personajes de nuestra nación con los grupos politiqueros de turno; iniciativas que buscan sin cuartel recuperar el control efectivo del desangre del erario tal como lo apunta el autor de este artículo, deben ser objeto de acogida unánime por quienes creemos que se pueden lograr dichos objetivos. Cada vez que presento algún comentario a escritos con los cuales me identifico, siempre sale al paso algún comentario esquinero que no tienen ninguna clase de asidero, por cuanto buscan esconderse detrás del telón del ANONIMATO, por favor, ajustémonos los pantalones!... amigos, debemos respirar tranquilos cuando surjan personajes como el señor JOSÉ FONTALVO DE LA HOZ (a quien no tengo la oportunidad de conocer pero espero que podamos compartir experiencias y conocimientos en algún momento), dejando a consideración nuestra el querer ostentar un “VERDADERO CAMBIO”.

    Hoy, una vez más invito a quienes se identifiquen con ideas que refrescan, y nos ponen a soñar con vientos esperanzadores, a que nos volvamos multiplicadores de iniciativas tales, a que busquemos en personas que además del aporte de esas grandes ideas, estén dispuestos a desarrollarlas, dirigirlas y llevarlas al plano real; personas que como en la fábula del gato y los ratones, donde estos últimos preocupados por los hechos devastadores del gato (en esta ocasión los corruptos), les surgió la idea de colocarle un cascabel al gato como una señal de alerta pero el problema en ese momento era encontrar a quien estuviera dispuesto a correr el riesgo de aceptar la misión; hagamos un frente común, revisemos hojas de vidas, revisemos idoneidad, miremos la forma de trabajo, las cuales se vienen desarrollando con el suministro de “peces” valiéndose de las múltiples necesidades de alimento y salud del pueblo, cuando lo que realmente necesitan es que los enseñen a utilizar la “atarraya y la caña” de pescar.

    Es entendible que con los egresos de recursos económicos que se generan en la consecución de los “peces” en mención, se haga necesaria su recuperación posterior con cargo al erario justificado con contratos leoninos y que acaban con las pocas posibilidades de progreso de nuestros pueblos. Tomo como propias las palabras del escritor… “No cuesta nada, intentémoslo”, el cambio es usted, EL CAMBIO SOY YO!!!

    ResponderBorrar
  6. RAFAEL EDUARDO FRÍAS GONZÁLEZnoviembre 23, 2010 11:13 a.m.

    Las iniciativas que propendan por un bien común y que apunten cercenarle las posibilidades que tienen los influyentes personajes de nuestra nación con los grupos politiqueros de turno; iniciativas que buscan sin cuartel recuperar el control efectivo del desangre del erario tal como lo apunta el autor de este artículo, deben ser objeto de acogida unánime por quienes creemos que se pueden lograr dichos objetivos. Cada vez que presento algún comentario a escritos con los cuales me identifico, siempre sale al paso algún comentario esquinero que no tienen ninguna clase de asidero, por cuanto buscan esconderse detrás del telón del ANONIMATO, por favor, ajustémonos los pantalones!... amigos, debemos respirar tranquilos cuando surjan personajes como el señor JOSÉ FONTALVO DE LA HOZ (a quien no tengo la oportunidad de conocer pero espero que podamos compartir experiencias y conocimientos en algún momento), dejando a consideración nuestra el querer ostentar un “VERDADERO CAMBIO”.

    Hoy, una vez más invito a quienes se identifiquen con ideas que refrescan, y nos ponen a soñar con vientos esperanzadores, a que nos volvamos multiplicadores de iniciativas tales, a que busquemos en personas que además del aporte de esas grandes ideas, estén dispuestos a desarrollarlas, dirigirlas y llevarlas al plano real; personas que como en la fábula del gato y los ratones, donde estos últimos preocupados por los hechos devastadores del gato (en esta ocasión los corruptos), les surgió la idea de colocarle un cascabel al gato como una señal de alerta pero el problema en ese momento era encontrar a quien estuviera dispuesto a correr el riesgo de aceptar la misión; hagamos un frente común, revisemos hojas de vidas, revisemos idoneidad, miremos la forma de trabajo, las cuales se vienen desarrollando con el suministro de “peces” valiéndose de las múltiples necesidades de alimento y salud del pueblo, cuando lo que realmente necesitan es que los enseñen a utilizar la “atarraya y la caña” de pescar.

    Es entendible que con los egresos de recursos económicos que se generan en la consecución de los “peces” en mención, se haga necesaria su recuperación posterior con cargo al erario justificado con contratos leoninos y que acaban con las pocas posibilidades de progreso de nuestros pueblos. Tomo como propias las palabras del escritor… “No cuesta nada, intentémoslo”, el cambio es usted, EL CAMBIO SOY YO!!!

    ResponderBorrar
  7. QUE TRISTEZA,COMO SE EQUIVOCA UNO CON LAS PERSONAS ME REFIERO AL CONCEJAL LUIS FERNANDO CARRILLO,QUIEN FUE ELEGIDO COMO CONCEJAL CON EL APOYO DE LOS DAZA COCUITOS POR QUE AL PARECER ERA UNA PERSONA SERIA, HONESTA, DE UNA FAMILIA EJEMPLAR,PERO RESULTA QUE ESTE SEÑOR ES EL CONCEJAL MAS TRAMOLLERO, QUE TIENE EL MUNICIPIO DE VILLANUEVA,LO VIMOS COMO SE OPUSO AL AUMENTO DE 17 MIL PESOS PARA LOS EMPLEADOS DE LA ADMINISTRACION MUNICIPAL POR QUE ESTO IVA ENCONTRA DE LOS INTERESES DEL MUNICIPIO PERO CUANDO EL EXIGE AL GOBERNADOR 10 MILLONES DE PESOS Y AL ALCALDE 8 Y 10 MILLONES PARA APROBAR LAS FACULTADES AHÍ SI NO PIENSA EN EL MUNICIPIO ES QUE USTED CREE SEÑOR CONCEJAL CARRILLO QUE ESA PLATA QUE A USTEDES LES DAN PARA APROBAR FACULTADES SALE DEL BOLSILLO DEL ALCALDE, ESO TAMBIÉN ES CORRUPCIÓN POR QUE ESA PLATA SALE DEL PRESUPUESTO MUNICIPAL Y CON ESE DINERO QUE USTEDES COMO CONCEJAL EXIGEN SE PODRIAN SOLUCIONAR OBRAS PRIORITARIAS EN EL MUNICIPIO COMO POR EJEMPLO AYUDAR AHORA A LOS DANNIFICADOS DONDE ESTAN LAS AYUDAS QUE USTEDES COMO CONCEJALES LE HACEN A LA COMUNIDAD DE VILLANUEVA ME ARREPIENTO DE HABER VOTADO POR LUIS FERNANDO CARRILLO QUE COMO CONCEJAL QUEDO EN DEUDA CON NOSOTROS RESULTO SER UN FALSO POSITIVO

    ATTE.
    EL FALSO

    ResponderBorrar

Gracias por su comentario