Peritos dicen que muerte de Luis Andrés Colmenares fue accidental

Con dos nuevos peritos, la defensa de Jessy Quintero y Laura Moreno busca demostrar que el joven universitario Luis Andrés Colmenares Escobar, quien falleció el 31 de octubre del 2010, murió accidentalmente.
Jessy Quintero y Laura Moreno –quien asistió este miércoles a la audiencia en los juzgados del complejo judicial de Paloquemao– son investigadas como presuntas responsables de los delitos de homicidio agravado y falso testimonio.

La Fiscalía sostiene que la muerte de Colmenares fue un homicidio, y un fallo del Tribunal Superior de Bogotá, en el 2014, señaló que al joven “lo mataron de una fuerte golpiza”.
Este miércoles, ante un juez de Bogotá, se escuchó al radiólogo maxilofacial forense Germán Aguilar Méndez. El especialista dijo que los traumas en el rostro de Colmenares fueron producto de una caída accidental, y señaló que es falso que una de las lesiones haya sido producto de un golpe con un objeto circular.
Respecto a las fracturas del cráneo, afirmó que “obedecen a un trauma único de gran energía en la zona del frontal en la parte media del arco supraorbitario, el cual, por la energía del impacto, derivó en múltiples fracturas en los huesos de la cara, con y sin desplazamiento”.
Por su parte, la toxicóloga Teresa Pérez Hernández advirtió que Colmenares hizo una mezcla de alcohol y cafeína que podría haber alterado su sistema nervioso y su comportamiento.
La Fiscalía, durante el contrainterrogatorio, cuestionó que la testigo no respondió a las preguntas formuladas y que hablara del comportamiento del joven universitario cuando es toxicóloga y no médica.
Los médicos forenses recopilaron elementos que fueron estudiados durante 23 días y que han servido para analizar desde otro ángulo científico las posibles causas de la muerte de Colmenares.
La toxicóloga Hernández realizó el análisis de las pruebas de laboratorio que determinaron el grado de alcohol que portaba en su organismo el estudiante, y que descartaron el consumo del algún tipo de sustancias psicoactivas.
Una de las conclusiones que radicó Pérez Hernández es que Colmenares tenía el día de su muerte un grado tres de alcoholemia y una alta concentración de cafeína en la orina, lo que podría haberle producido “una depresión importante de las funciones en el sistema nervioso central”.
“Desde el punto de vista farmacológico, el etanol es una sustancia depresora, lo que pudo haber influido en su comportamiento. Además, del nivel de cafeína hallado en las muestras, se concluye que esta sustancia es un estimulante del sistema nervioso central, del sistema cardiovascular y del centro respiratorio medular”, puntualizó el estudio. Indica el informe que con la cantidad de cafeína hallada en el organismo, “puede presentar temblores, taquicardia y, entre reacciones adversas, diarrea, excitación, irritabilidad, insomnio, tics musculares y palpitaciones”.
Luis Alfonso Colmenares, padre del estudiante, se exaltó y rechazó que se hable de una muerte accidental. “No contribuyen con nada. Es un charlatán, no son personas objetivas; cómo puede ser posible que profesionales se presten para este tipo de cosas a cambio de dinero”, manifestó. Fue expulsado de la audiencia por ofender a los asistentes.
Tomado de: http://www.eltiempo.com/

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20