El sur de La Guajira también padece por el cierre de la frontera

Las vías de La Guajira se aprecian desoladas ante las ventas de gasolina procedente de Venezuela. La poca gasolina que hay se ofrece a 10 mil pesos el galón. En las estaciones de servicio hay largas filas y el combustible ya se acabó.

El anuncio del gobernador de La Guajira, José María Ballesteros Valdivieso de autorizar la entrega de un subsidio a la gasolina y ACPM que ingrese legalmente al departamento, con las mismas garantías y condiciones que se tiene en la zona fronteriza de Norte de Santander, fue bien recibida en toda la península, especialmente entre los habitantes del sur, que han sido las más afectados con los altos costos del combustible, ocasionados por los controles impuestos por el cierre de la frontera con Venezuela, a la altura de Paraguachón.

Ballesteros Valdivieso indicó que ha venido trabajando en la persuasión del Gobierno Nacional, en la necesidad de conceder una tarifa preferencial en el precio, tanto en la gasolina, como de ACPM, con el objeto de no depender de manera absoluta del combustible que ingresa legalmente a través de la cooperativa Ayatawacoop, como la que entra de contrabando a través de las 64 trochas existentes, en la frontera colombo-venezolana de La Guajira, según las estadísticas de las fuerzas militares.

Gente desesperada


La gente de La Guajira espera que este anuncio no se quede en simples palabras, sino que se materialice lo antes posible debido a que en la actualidad, en las estaciones de servicio legalizadas, no se consigue gasolina procedente del interior del país y la poca que llega de contrabando, se consigue hasta en 70 mil pesos la pimpina y el galón se expende hasta en 10 mil y 12 mil pesos, cuando en Venezuela un galón cuesta 185 bolívares que en pesos colombianos se traducen en 870 pesos. “No es justo que los guajiros estemos pagando precios tan altos en la gasolina y el ACPM, cuando en Cúcuta, por el subsidio que da el gobierno, el galón lo venden en 5.595 pesos”, expresó Carlos Mendoza, un conductor que hacía una cola en una estación de servicio legal, para tanquear su vehículo, antes que se agotara la poca que había, en la tarde de ayer y que cubre la ruta, San Juan del Cesar– Valledupar.

Y lo peor de todo, según el conductor, es que deben aumentar el precio de los pasajes y la gente no lo quiere aceptar, “nos va tocar paralizar los carros y utilizar bicicletas o caballos y burros, para llevar a la gente”, finalizó en un tono jocoso Carlos Mendoza.

Gasolineros desafían la muerte

Mientras que la comunidad y los transportadores, se quejan por el alza en el combustible de contrabando, los conductores de los carros que integran las mal llamadas “caravanas de la muerte”, aducen que por el cierre de la frontera se han visto obligados a incrementar el valor de la pimpina, porque con los múltiples controles instalados por la guardia venezolana y la Polfa colombiana, muchas veces les toca desafiar hasta la misma naturaleza, para llegar hasta el sur del departamento, y de esta forma poder ganarse unos pesos para mantener a su familia.


“Mire periodista, para poder llegar hasta aquí, con esta camioneta que usted ve ahí, cargada con esos tanques, usted no se imagina los trópicos que tuve que pasar en el camino. Me enfrenté hasta la misma naturaleza y puse mi vida en peligro, porque desafié a la policía de los dos países, la lluvia y a las hostiles condiciones del terreno”, manifestó el conductor de una camioneta Triptón que acababa de llegar a San Juan del Cesar, procedente de la frontera colombo-venezolana.

Fijada tarifa preferencial

Mientras en el sur de La Guajira se padece por los altos costos en la gasolina, porque sus habitantes, se han visto afectados por el alza en los pasajes intermunicipales e interveredales, lo mismo que en el aumento de los productos de la canasta familiar que tradicionalmente provenían del vecino país; el gobernador se reunió en las últimas horas con el viceministerio de minas y energía, Carlos Fernando Erazo, secretarios de gobiernos de los 15 municipios, representantes de la Dian y el coronel de la Policía Fiscal y Aduanera, Polfa, para finiquitar los términos del decreto de la tarifa preferencial, autorizado por el Gobierno Nacional, que tendrá un precio estimado por galón de 5.500 pesos y para el ACPM de 5.273 pesos y además, garantizar desde esta semana, el abastecimiento del combustible al departamento, procedente de la estación ubicada en Galapa, (Atlántico).


En La Guajira también hay desabastecimiento de combustible y son pocos los gasolineros que logran ingresar el hidrocarburo de contrabando.

Por: Jesús Eduardo Ariño Fragozo
jesusearino@hotmail.com

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20