ECUADOR: Pueblo wayuu de Colombia, en peligro por falta de agua


ECUADOR: Pueblo wayuu de Colombia, en peligro por falta de agua / El Universo / 

Comparten cerca de 27.300 kilómetros de la frontera común entre Colombia y Venezuela. Manejan el dialecto wayuunaiki y algunos también el español. Dependiendo de dónde estén asentados se dedican a la pesca, al pastoreo y la agricultura. Son los wayuus o guajiros, una comunidad indígena asentada mucho antes de que ambos países establecieran sus límites.

Casi todo el año soportan temperaturas entre 35 y 42 grados en un territorio desértico e inhóspito. Es por eso por lo que una de sus mayores necesidades para subsistir es el agua. Hasta hace más de diez años los wayuus que habitan del lado norte colombiano, en el departamento de La Guajira, se beneficiaban del río Ranchería, un recurso natural que desapareció poco a poco.

Hoy por donde pasaba su caudal es un camino de tierra para carros y animales de carga. Los wayuus, que representan la etnia más grande de la población indígena de Colombia (20,5 %), están en peligro por la falta de agua y alimentos.

La causa de la sequía del único río del que se proveían los wayuus, según lo denuncia en el documental titulado El río que se robaron, del periodista colombiano Gonzalo Guillén, fue provocada por el proyecto multipropósito Río Ranchería.



La construcción de la represa El Cercado, inaugurada en la primera fase en noviembre de 2010, tenía entre sus objetivos dotar de agua a más de 354.000 habitantes de nueve municipios de La Guajira, entre ellos, Barrancas, Distracción, Fonseca, Maicao, Manaure, Uribia, donde están asentados los wayuus. Además de"mejorar la calidad de vida de los pobladores, a través del suministro continuo y eficiente de agua?, entre otros, conforme un documento del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

Sin embargo, el caudal del Ranchería, como lo denunció en febrero pasado Javier Rojas, representante de los guajiros, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), fue represado supuestamente para el"uso exclusivo? de haciendas del sur de La Guajira y a las minas de carbón, a cielo abierto, de la empresa Cerrejón. Las consecuencias, según el vocero indígena, son 4.770 niños muertos en este departamento por desnutrición y falta de agua en los últimos tres años. Una cifra que obtuvo tras efectuar un censo hace un año en el 45 % de Alta Guajira.

Rojas, junto con cinco autoridades indígenas y el acompañamiento legal de la abogada Carolina Sáchica Moreno, directora del consultorio jurídico de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, pidió en nombre de la comunidad a la CIDH medidas cautelares que permitan abrir compuertas de la represa y el paso del agua del Ranchería.

Además de la suspensión de las tomas de agua de La Guajira hasta que una evaluación técnica e imparcial determine si después de satisfacer a la población los excedentes se pueden destinar para la agricultura.

La CIDH acogió en abril pasado el documental de Guillén como parte de la prueba judicial presentada por la etnia wayuu. En el tráiler, publicado en YouTube, se muestra el drama por la falta de agua. Imágenes de mujeres, algunas con sus hijos en brazos, en medio de un paisaje casi desértico, a una líder indígena que observa desde lejos la represa, a niños y el lecho seco del río Ranchería.

La Defensoría del Pueblo de Colombia, que recorrió en diciembre del año pasado algunas rancherías (varios ranchos de una planta habitados por familias extensas) de La Guajira, constató la precaria situación en la que viven los pobladores, en especial los niños y niñas wayuus. En esa visita el organismo estableció la muerte de 43 infantes, menores de 5 años,"por factores asociados a la desnutrición, cifra que contrasta con las 23 muertes registradas en 2013 por las mismas causas"

La CIDH solicitó en mayo pasado al Estado colombiano un pronunciamiento ante el pedido de medidas cautelares de la población wayuu y qué acciones ha tomado para atender la crisis alimentaria y la falta de agua. También la entidad pidió a la etnia detalles de las comunidades afectadas por la carencia de este recurso.

Según El Heraldo, el presidente Juan Manuel Santos, en un acto en junio pasado en La Guajira en el que oficializó la construcción de cien pozos de agua y un centro nutricional para niños wayuus, cuestionó la cifra de infantes fallecidos por desnutrición."En los últimos ocho años se han muerto por esta causa 294 niños y no 5.000 como algunas noticias de prensa han divulgado?, dijo.

Santos ordenó un censo en la Alta Guajira para conocer la problemática de la región y medir el impacto de los programas del gobierno. (I) 



Con Información de El Universo www.entornointeligente.com

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20