‘Todavía hay gente por investigar’


Escrito por  Marco Ramírez Montaña

Luis Alonso Colmenares, contador público nacido en Villanueva, Guajira, y padre el joven universitario asesinado Luis Andrés Colmenares, el 31 de octubre de 2010, confesó todo lo que ha tenido que vivir y soportar con el fin de esclarecer la muerte de su hijo.

Colmenares cuyo caso ha conmovido a toda una nación y que ha sido noticia en los portales noticiosos de otros países en el mundo, es consciente de lo mediático que ha sido poder encontrar los verdaderos asesinos de Luis Andrés.
 
Para él, Laura Moreno y Jessy Quintero saben quién fue el que mató a su hijo. A su vez precisó que el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Luis Ernesto Vargas, conocido de más de diez años atrás es un ‘sinvergüenza’ ya que ocultó por muchos años la cercanía y relación que tenía con la familia de Laura Moreno, aprovechándose de la amistad que tenían juntos.
 
¿Cómo fue la última noche que usted estuvo con Luis Colmenares?
Fue la noche del 30 de octubre de 2010, porque él me acompañó al aeropuerto a despedirme que venía de Cali de dictar clase, y de aquí seguía para Santiago de Chile a intervenir en unas universidades que me habían invitado. Entonces era a partir del lunes y yo viajaba desde el sábado en la noche, nos despedimos en el aeropuerto El Dorado, y tengo en mi mente la última vez que lo vi, que por costumbre cada vez que llegábamos al aeropuerto entrábamos a la capilla, me acuerdo que en esa ocasión se sentó mucho más delante de nosotros, era una capilla pequeñita. Luis era de mucha fe y muy creyente porque fue estudiante toda su vida del colegio Liceo de Cervantes, tenía claro sus convicciones y su fe. Esa es la última imagen que me queda de mi hijo.

¿Su hijo se suicidó?
Ya lo dijo el Tribunal Superior de Bogotá, con ocasión del proceso contra Carlos Cárdenas donde el juez 27 en una desafortunadamente decisión y lamentable desde todo punto de vista, que ofende el ejercicio del derecho y la misma situación de justicia; el Tribunal en segunda instancia fue muy claro y precisó en hacer todo el análisis de la apelación de esa decisión y lo dijo con toda claridad, con los mayores detalles, ahí está todo expreso en esa decisión del Tribunal que independientemente contra Carlos Cárdenas no es posible fallarle en contra, si está claro y así lo dice el Tribunal, sin lugar a dudas que en el caso de la muerte de Luis Andrés hubo un homicidio. Eso despeja cualquier duda de ¿Quién lo mato? ¿Quiénes participaron en su muerte? ¿Quiénes fueron todos los que estuvieron relacionados de manera indirecta y directa por acción u omisión en ese crimen? pero ya no hay ningún duda. Lo otro es que como aquí todo se ha querido tergiversar siempre buscando la manera de dilatar todas las cosas, no sé si podrán inventarse entonces el auto homicidio.

¿Para usted, quién mató a su hijo?
Yo espero que eso lo determine la justicia y en eso estamos, llegando a las pruebas, agregando todos los elementos que permitan demostrar alguna responsabilidad. La Fiscalía General de la Nación y en ese sentido nos atenemos a lo que decidan los jueces, sin que ello tampoco vayamos a quedar tranquilos, si  llegamos a considerar que no corresponden con todo lo que se haya demostrado en el transcurso de los procesos, llegaremos hasta donde sea necesario. En esto nuestra decisión y convicción es no claudicar, en esto disminuir nunca.
 
¿Quiénes eran los amigos ese 31 de octubre con que Luis Andrés andaba?
Ninguno. Lo que pasa es que él nunca se dio cuenta de eso. Lo demuestran precisamente los hechos que salieron como ratas cuando el barco se va hundiendo y ninguno fue ni siquiera capaz de brindarle la menor muestra de auxilio, apoyo y compañía porque incluso uno de los que se suponía era sus amigos más cercanos, de estudio, vecinos de la casa. Tengo conocimiento que llama a la casa y dice que al parecer “Luis está en el caño” y lo que tengo entendido es que el papá le dice a través del teléfono que “cuidado se va meter a ese caño, que se aparte de ahí y que se vaya para la casa”.
 
La ciencia y los forenses dicen que a Luis Andrés lo mataron, ¿porque el caso entonces no se ha resuelto?
Porque en esto también uno tiene que actuar de manera civilizada como le debe corresponder, yo estoy traicionando mi propia idiosincrasia y así lo reconozco, porque si esto hubiera sucedido en Villanueva o en mi tierra, por lo que es mi idiosincrasia al día siguiente este crimen estaría resuelto. Pero yo soy una persona civilizada, mi familia son personas civilizadas y nosotros creemos en las instituciones del Estado.

¿Qué concepto tiene usted de Laura Moreno?
No tengo ninguno y ahora con mucha más razón quisiera creármelo, en mi vida estando Luis vivo solamente la vi una sola vez cuando llego a la casa buscando a Luis, porque ya llevaban como 15 o 20 días de conocerse, lo que alcanzo a conocer es que estaba pendiente de que él le explicará algo relacionado con la universidad, pero lo demás tampoco he tenido la más mínima intención e interés de crearme un concepto de ella porque no me interesa.
 
¿Y Jessy Quintero?
Igual manera. Lo que si tengo que decir respecto de eso es que tratando del homicidio de Luis estoy seguro que ellas no fueron las que lo mataron, no hay forma. Luis era una persona atlética, que le gustaba el deporte, tenía suficiente fuerza a sus 20 años, y viendo a este par de muchachas, ellas no hubieran tenido ninguna manera la fuerza para dominar a Luis, por ese motivo no tengo dudas que lo hubieran matado. Lo que sí creo por lo que ellas mismas han dicho es que ellas sí saben quién lo mató, ellas sí tienen conocimiento y referencia de quien lo mató y si tienen relación con todo lo que implica alrededor de la muerte de Luis Andrés.
 
¿Y de Carlos Cárdenas?
Pues hasta el momento lo que ha venido planteando la justicia en el sentido de que por falta de pruebas no le encontró ninguna responsabilidad, pero en eso no vamos a desistir tampoco, nosotros creemos que esta no es la última decisión con respecto a lo que se haya resuelto sobre Carlos Cárdenas.
 
Ha habido muchas hipótesis, ¿cuál es la suya con respecto a la muerte de Luis Andrés?
Pienso que Luis Andrés tuvo que haber salido de engañado de la discoteca, y ya fuera de ella muy seguramente que promovieron algún malestar con él, una encerrona, propinarle algunos golpes y sabían que como Luis muy seguramente no se dejó en medio de eso, como una actitud cobarde porque así mismo lo dice el Tribunal, su muerte tuvo que haber sido ocasionada por varias personas. A lo mejor en ese sentido sí pudieron haberlo dominado, se pasaron de los golpes que le propinaron, además así lo dice todos los exámenes forenses que le hicieron a su cuerpo, debieron haberle ocasionado su muerte y después lo pusieron debajo del caño.
 
¿Son conscientes de todo lo mediático que ha sido esta historia?
Sí, por supuesto pero también somos conscientes de que si no hubiese sido de esa forma, muy seguramente esto sería hoy también un arrume de papeles en un juzgado.
 
¿No cree que sea hora de dejarlo descansar en paz?
Yo más bien creo que no lo estamos fastidiando. Porque más bien me imagino muerto yo y encontrándome con él sin que hubiera hecho nada en la tierra, no voy a ser capaz de mirarlo de frente, porque no dudo con su rigor que tenía cuando estaba vivo que no me va a aceptar que yo no hubiera hecho nada. Creo que no lo estamos fastidiando antes por el contrario, más bien sentimos que él nos da su fortaleza, su angel, sus ganas para seguir adelante para que haya justicia en su crimen.
 
¿En este caso cree que hay mucho dinero de por medio para ocultar pruebas?
Acá hay de todo desde el mismo momento de su muerte. O sino que me expliquen qué hicieron la ropa de Luis, todo lo que el tenía puesto el momento de su muerte como lo demuestra el levantamiento de su cadáver. En su álbum fotográfico, se describe hasta las manillas que él usaba ese día. Entonces yo me pregunto ¿Qué hubo que hacer para desaparecer todas sus prendas en Medicina Legal, para empezar? ¿Cómo llevaron a cabo todo el proceso de maquillaje, como lo hicieron en la funeraria para que en el cuerpo de Luis no se notará en lo más mínimo la manera cruel como le habían ocasionado la muerte? Después, todo el proceso que duró inicialmente en la Fiscalía que estuvo oculto eso en 8 meses hasta cuando se lo reparten entre Luis González quien imprime la dinámica que la lleva hasta donde hoy está. Las confabulaciones en las que estuvieron incurriendo, los intentos de cambio de fiscal que estuvo tratando de hacer el Director Nacional de Fiscalías en el momento que la fiscal es Vivian Morales, lo que se intentó hacer en la misma Corte Constitucional buscando la manera de revisar una decisión de tutela que había negado la Corte de Justicia y que el sinvergüenza del magistrado Luis Ernesto Vargas intentaba seleccionar, que no podía hacer nada distinto que para cambiar la decisión de la Corte Suprema de Justicia, sin ni siquiera tener el mínimo rigor de haberse declarado impedido por ser vecino de Laura Moreno.
 
¿Ha habido muchos investigados en el caso de su hijo, cree que hace falta más gente por investigar?
Por supuesto, acá hay personas que ni siquiera se han mencionado.
 
¿Quiénes?
Yo espero que respecto a eso sea la Fiscalía en su proceso, porque no han descansado y que los identifique y que los establezca.



¿Por qué han adulterado tantos hechos e investigaciones en este caso?
Porque aquí el poder económico se ha querido imponer a la verdad. Aquí el poder económico se ha querido imponer a la justicia. El poder económico se ha querido imponer a la asunción de responsabilidades, pero hay algo que ha sido superior a todo eso, es la fe que todos en mi familia tenemos y las convicciones, que arriba hay uno con el que nadie puede, lo que pasa es que él tiene su momento.
 
¿Su esposa Oneida y su otro hijo, Jorge qué le dicen?
Es más lo que nos decimos todos. Toca buscar la manera de apoyarnos y seguir adelante en este camino, de todas formas e independientemente de todo el dolor que significa la ausencia de Luis, el camino toca seguirlo, antes caminábamos los cuatro, ahora solo somos tres.
 
¿Ha soñado con él?
Digamos que uno nunca deja de soñar con él, Luis se constituyó de alguna manera en la familia en una persona que concentraba todo en la casa, ante nosotros y de manera general con toda la familia. Él quizás sin pretenderlo, él no tenía en sentido sentimientos mezquinos y nada por el estilo, era más bien su forma de ser, manera de proceder que hizo, hasta con sus mismos amigos llamar la atención.  Era totalmente desprendido a todo, tanto de lo material como de lo inmaterial.

¿Con Jorge su otro hijo se ha vuelto sobreprotector?
No, por supuesto con mucho más cuidado y precavido. Igual él también ha sabido responder, ya hoy tiene 20 años, está estudiando quinto semestre de Derecho en la Universidad del Rosario. En ese mismo sentido igual conforme lo habíamos formado a Luis, han sido los mismos valores.

¿Cómo va el proceso de la denuncia que usted instauró a raíz de las declaraciones del magistrado Jorge Pretelt?
En razón a lo que el magistrado Pretelt expreso en su momento,  que en alguna ocasión en una sala de elección el magistrado Luis Ernesto Vargas, le propuso que intercambiarán la selección de unas tutelas y dentro del intercambio que proponían al magistrado Vargas, era que seleccionará una que había resuelto la Corte Suprema contra los intereses de la defensa de Laura Moreno y Jessy Quintero y respecto de eso, el magistrado Pretelt no accedió. Ya después que me entero de eso a raíz declaración que dio. Me sorprendí mucho porque hay algo que yo tengo que precisar, y es que en mi vida me he encontrado con Pretelt tres veces y esas han sido en el aeropuerto, y las tres veces han coincidido viajar a la ciudad de Montería. Las únicas palabras que he recibido de él han sido “no claudique y que en todo momento me mantenga vital en esto, que siga adelante hasta que haya justicia respecto al crimen de mi hijo”.
 
¿Y el magistrado Luis Ernesto Vargas?
Con el magistrado Luis Ernesto Vargas lo conozco desde hace más de 10 años,  cuando él era magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, hemos viajado infinidad de veces juntos, nos hemos hospedado en el mismo hotel muchas veces. Hemos coincidido en almuerzos y cenas porque hemos sido docentes en las mismas universidades, tenemos muchos amigos en común y nunca jamás este sinvergüenza ha sido capaz de decir que era vecino de la familia de Laura Moreno. Eso incluso me lleva a mí a pensar que quién sabe cuanta información valiéndose de su relación conmigo pudo haber obtenido para llevársela a ellos. Falta de ética, de todo, nunca fue capaz de decírmelo, eso lo que me hace relacionar es cuál era el interés que tenía entonces en seleccionar una tutela relacionada con Laura Moreno. Esa gestión que él llevaba ahí no era gratis precisamente porque ya hay un indicio en materia de vecindad. Me acuerdo de muchas ocasiones donde nos encontrábamos el tema de la muerte de mi hijo, fue tema de conversación entre él y yo.

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20