La MOE advierte que poder político de ‘paras’ sigue firme para las elecciones


A cinco meses exactos de cumplirse las elecciones regionales en el país, la Misión de Observación Electoral advirtió que esa contienda electoral tiene como una de sus principales amenazas el poder político con el que quedaron las llamadas estructuras de los paramilitares.

Según explica la directora de la MOE, Alejandra Barrios, si bien los jefes paramilitares se desmovilizaron y algunos de ellos están próximos a salir, el poder político que lograron alcanzar está activo en varias regiones y lo esperan continuar con candidatos en cuerpo ajeno que en varios casos son sus propios familiares.

También explica que en el caso de las Farc, la expectativa que se tiene es si lograr coaptar algunos grupos significativos de ciudadanos para poder ganar representación política en departamentos como Casanare, Guinía, Amazonas y Caquetá, entre otros de esa región.
De este y unos temas más, la Directora de la organización habló con Colprensa.

- ¿Cómo va viendo la MOE el proceso actual de la precampaña de las elecciones de octubre próximo y los riesgos que se presentarían?

Cada proceso electoral tiene unos períodos muy claros en los que se manifiestan unos fenómenos típicamente electorales.

En este momento estamos terminando el ciclo cuando se habla de propaganda extemporánea y los procesos de recolección de firmas de los movimientos significativos de ciudadanos. En este momento, a un mes de las inscripciones, comienza el movimiento de los avales.

Estamos viendo que el país está territorializado de acuerdo con el poder que tienen muchas personas, pero en especial los senadores en los distintos partidos.

- ¿Qué casos en concreto han visto?

La primera discusión fuerte que se vio fue el tema de Valle del Cauca. No se habían acabado de nombrar los presidente de la U cuando ya se discutía el tema de los avales en el Valle y la Costa, allí se impuso en algunos casos la posición del senador Roy Barreras, quien incluso negoció con Angelino Garzón el tema de la Alcaldía de Cali.

Y si pasamos a Cambio Radical, vemos el caso de La Guajira y Antioquia, pero ahí vemos la influencia que tienen los senadores por esa región. Los candidatos van a obedecer al senador y no al partido.

El músculo de la familia Char tiene tanta importancia que son los encargados de definir candidaturas en Atlántico y hasta la Costa Caribe, como en La Guajira, Bolívar, Magdalena. Podemos seguir por otros departamentos como Santander o Meta, en donde está el peso de las familias o senadores con más votación.

- ¿La reforma del equilibrio de poderes salió afectada a raíz de este proceso electoral?

La razón por la que se hundió en la reforma del equilibrio de poderes el tema de la lista cerrada es porque los partidos consideraban que no era posible tener mecanismos democráticos internos para la selección de candidatos; esa es la razón leal, porque no les beneficiaba.

- ¿Los candidatos que preocupan son los herederos de esos jefes ‘paras’ y de los parapolíticos?

Hay unas estructuras de poder que se construyeron con el poder y los recursos de las fuerzas de las armas de los grupos armados ilegales en alianza con la política, y lo que estamos viendo hoy en varias regiones del país es que si bien pueden no estar las armas al servicio de un proyecto político, esa estructura tan fuerte que se consolidó sigue e intenta conservar el poder en varias regiones del país con sus nuevas generaciones o inclusive con las mismas expresiones que estaban antes.

Las estructuras políticas de los paramilitares se sostuvieron a través de nombrar representantes políticos en cuerpo ajeno o por medio de familiares directos y esas estructuras no fueron tocadas, y siguen casi como se observó en 2007.

¿Farc , con candidatos?
- ¿Cómo ve la suerte de los departamentos que se llamaron la nueva Colombia (Casanare, Amazonas, Putumayo)?

En esta región más que los caciques políticos se está mirando es la lógica de que está relacionada con quién va a ganar esos departamentos porque es donde va a jugar la paz si llega a haber el acuerdo. Estos departamentos no definen el Senado, pero sí serán los departamentos que van a manejar todos los recursos que vengan si viene el proceso de paz. Si vemos la relación violencia política estamos atentos para ver cuál va ser el comportamiento de las Farc con el proceso electoral. El referente más cercano es el pasado debate electoral en donde no hicieron paro armado.

Estamos viendo es que diferentes opciones políticas puedan hacer campaña en esta zona del país, y ver quiénes van a ganar la gobernabilidad.

- ¿Las Farc cómo podrían poner sus candidatos?

Hay diferentes formas de llegar, quizá una de las formas de llegar es por lo grupos significativos de ciudadanos, es la forma más independiente. Sin estigmatizar a los grupos de ciudadanos de esos territorios, pero si uno lee con cuidado el acuerdo dos de La Habana que tiene que ver con los temas políticos, las Farc apuestan a la movilización social que a un movimiento político.

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20