Testigos habían acusado a Marcos Figueroa por muerte de campesinos en Fonseca



Nuevos testimonios se conocieron en el juicio a Juan Francisco Gómez Cerchar por la muerte del exconcejal Luis López Peralta. Representante del procesado exmandatario cuestiona que policía judicial no haya verificado en ese entonces señalamientos contra
Detalles distintos sobre el homicidio de Luis López Peralta se conocieron durante el juicio que por ese hecho enfrenta el exgobernador de La Guajira, Juan Francisco Gómez Cerchar. La información se desprende de la declaración rendida por el exagente de la Policía Luis Antonio Robles Sánchez, quien en el año 2000 hizo parte del grupo de policía judicial que conoció de otros crímenes perpetrados en La Guajira, entre ellos los de los campesinos Rosa Mercedes Cabrera Alfaro y Luis Alejandro Rodríguez Frías
Estos hechos, que hacen parte del expediente en el proceso que se adelanta ante la juez novena especializada de Bogotá, son resultado, según testigos, de venganzas entre familias del sur de La Guajira. De acuerdo con lo dicho por Robles, una de las declaraciones recibidas por dicho delito fue la de José María Benjumea, familiar de las víctimas, quien había asegurado que los responsables eran paramilitares al mando de Marcos de Jesús Figueroa alias Marquitos dedicados a la extorsión y el abigeato.
Robles indicó a la audiencia que le fue asignada una clave para ingresar a archivos secretos y constatar que contra  Figueroa aparecían varias órdenes de captura. En dicha declaración de Benjumea, leída en el estrado por el expolicía Robles, se agrega que los presuntos homicidas tenían el apoyo con armas y equipos de comunicación de un particular conocido como Kiko Gómez, en cuyas fincas también vivían.
No obstante, al ser contrainterrogado por el abogado Iván Cancino González, apoderado del exgobernador, el deponente afirmó que nunca hizo verificación para confirmar si eran ciertos los señalamientos a Gómez Cerchar en el sentido del supuesto apoyo logístico que brindaba o a través de la facilitación de sus propiedades para el alojamiento de supuestos delincuentes. 
Robles Sánchez narró que posteriormente, por notas de prensa, se enteró de la muerte de Benjumea, ocurrida en Maicao. Ciertamente, Benjumea y Edwin, un hijo suyo, fueron ultimados en agosto de 2000 en Maicao, delitos que de acuerdo con investigaciones que adelanta la Fiscalía son endilgados a Marcos de Jesús Figueroa, hoy preso en una cárcel de Brasil tras su captura en ese país el 22 de febrero del año pasado.
El exmiembro de la Policía, al igual que lo había hecho en la jornada anterior su compañero Édgar Manjarrés, informó que el subintendente Edward Cohen Peña, quien firmó el informe de policía judicial por la muerte de Cabrera y Rodríguez, fue asesinado en Riohacha cuando acudió a un operativo para capturar a un grupo de delincuentes.
A su turno, el penalista Cancino González le preguntó al declarante sobre si el atentado contra Cohen tendría que ver con investigaciones que se estuvieran adelantando y que relacionaran a Juan Francisco Gómez Cerchar. El testigo dijo: “eso no lo puedo determinar".
Lo que sí aseguró el exagente es que tenía conocimiento de que en el sur de La Guajira eran comunes los enfrentamientos entre familias o castas, conflictos que para dirimirlos  requerían de la designación de un garante imparcial. Gómez Cerchar ha venido insistiendo mediante sus defensores que la única relación suya con Marquitos Figueroa ha sido como árbitro en distintos conflictos que este ha mantenido con parentelas de la etnia wayú.
El juicio continúa este miércoles con las declaraciones vía Skype de los exgobernadores de La Guajira Hernando Deluque y Jorge Pérez, testimonios que, por problemas técnicos, no ha sido posible escuchar en el transcurso de la semana.

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20