La paz política en La Guajira

Por: Hernán Baquero Bracho
Inicio esta columna con parte del prologo de Juan Gossain en el libro de Vicky Dávila “Enemigos” en el cual deja sentado: “Que el verdadero periodista es una especie de Notario Público que va registrando la historia de cada día, con sus grandezas y miserias, sus hechos solemnes, pero también sus pequeñeces, el oro puro junto a la escoria. Y, como los notarios, no se limita a regístralos, también da fe de ellos para la posteridad”.

Con el triunfo nítido, inobjetable de “Chemita” Ballesteros en la gobernación atípica de La Guajira, más de 9.500 votos de diferencia en la contienda confirman esta victoria, debe reinar otra vez la paz política en nuestro departamento. Con el triunfo de “Chemita” deben cesar los odios, las diatribas, las conserjas y los chismes y los resentimientos a lo largo y ancho del territorio peninsular.  Con el triunfo de “Chemita” se evitaron posibles muertes de  reconocidos personajes de la dirigencia departamental. ¡Ay de que hubiera ganado Wilmer González Brito! Hubiera ardido Troya y todavía estuviéramos lamentándolo. Dios sabe lo que hace y por ello aunque las masas no lo entiendan, El hace las cosas a su manera y por ello el triunfo de “Chemita” Ballesteros. En campaña lo manifestó y con el triunfo lo ratificó, que buscaría la conciliación de todos los guajiros y hay que creerle porque este joven profesional que no alberga odios en su corazón y menos rencillas y resquemores en su diario trajinar.
Con el triunfo de “Chemita” Ballesteros, quedó demostrado que el “Kikismo” continua como una fuerza política arrolladora y su máximo líder “Kiko” Gómez, aunque privado de la libertad continua con el mismo poder y el mismo carisma cuando ganó la  gobernación de La Guajira en octubre 30 del año  2011 que fue el  primer tiempo de esta historia política y el primero de Junio se jugó el segundo tiempo y también lo ganó para el periodo de cuatro años, por ello él fue el gran ganador, así como el senador Ballesteros su padre, lo que coloca a la Casa  Ballesteros en la cima de la política guajira y la Gran Alianza que continuó intacta para este round definitivo de la gobernación de La Guajira.
Otro de los ganadores en la jornada electoral fue la abstención que estuvo por encima del 60%, lo que indica que la gente no cree ni en los políticos y mucho menos en los que hacen el ejercicio de la política. La gente no quiere salir a votar y si lo hacen en la mayoría de los casos es vendiendo su conciencia. Otro de los  ganadores fue la Registraduria Nacional, por su organización y su rapidez en dar los resultados y la transparencia con que se celebró la jornada democrática en estas elecciones atípicas.
Con el triunfo de “Chemita” Ballesteros se demostró que la gobernación que ellos habían ganado para el periodo 2012-2015 y que fue truncada por los sucesos de todos  conocidos, ratificaron con su victoria que su mandato no podía quedar en manos de otra fuerza política. Esperamos todos los guajiros que se recupere la gobernabilidad, la institucionalidad, la credibilidad ante el gobierno nacional y ante la opinión pública, así como la confianza perdida por el bien de La Guajira, por el bien de nuestra economía y de nuestro desarrollo. ¡No más guerra sucia! ¡No más improperios! ¡No más odios! Es hora de que cese la horrible noche y reine la paz que estamos seguros que de parte del movimiento político Nueva Fuerza Guajira se dará y del candidato perdedor, un hombre temeroso de Dios, tampoco existirá ni retaliaciones y mucho menos triquiñuelas.      
Los guajiros todos somos hermanos o eso intentamos que se dé en la práctica por el bienestar de nuestras familias. Confiamos en que el nuevo gobernador sacará al departamento del ostracismo en que se encuentra. Ahora señor gobernador a trabajar y a recuperar el tiempo perdido. ¡Que así sea! 

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20