La "vieja Mello" y los políticos

Por: Hernán Baquero Bracho.
Riohacha es un rinconcito del Caribe colombiano, con sus incendiados crepúsculos, llenos de embrujadas guaridas, con sabor a piratería, bacanales nocturnas, con cañonazos en fuego cruzado y algarabía guerrera de los desnudos hijos del mar.
En esta ciudad las nuevas generaciones se destacan por su crítica acertada y progresista que le está dando un nuevo dinamismo a la universidad de La Guajira, de la que ya brotó un gobernador. Riohacha también es el bullicio del mercado, donde una india tararea un canto triste como un sermón o elegía a la sociedad que lo margina; la imagen de un barco que se aleja; la del adolescente que vende arepa de chichiguare o tortuga frita. Definitivamente esta ciudad  señorial es un mar de verano.
Se acerca un nuevo 2 de febrero, un día especial para los riohacheros, los raizales y los que de corazón aman esta ciudad. ¿Quién iba a imaginar que la patrona de Riohacha, la virgen de los remedios o “la vieja mello” se convertiría con los años en la hacedora de milagros de los políticos? Si, cada 2 de febrero y cuando se acercan nuevas elecciones ya sea presidenciales, de gobernador, de alcaldes y de senadores y parlamentarios, las fiestas patronales se convierten en un acontecimiento político religioso de altas connotaciones. La romería para el caso de políticos que aspiran este año al Senado es algo nunca antes visto, en la ciudad. Llegan de todas partes a buscar su “milagrito” electoral y embaucan a más de uno en esta sección del país con su rosario de promesas que en la mayoría de los casos no les cumplen a La Guajira y menos a los que hacen compromisos de manera personal.
El gran milagro que hizo “la vieja mello”, ocurrió un 14 de mayo de 1666, cuando las aguas embravecidas del mar Caribe intentaban arrastrar la pequeña parroquia de ese entonces llamada Riohacha, entonces sus habitantes de la época sacaron a la virgen, la pasearon, y cuando iba en la famosa “calle de las perlas” al frente de lo que es hoy el Hotel Arimaca, se cayó su corona y posteriormente se produjo el milagro. Las aguas comenzaron a regresar a su cauce normal, y los riohacheros, desde ese día, veneran a la virgen de los remedios, como su patrona y protectora. Como lo anotaba en el párrafo anterior ya la virgen de los remedios no solamente aplaca las olas embravecidas del mar sino que hace milagros a los políticos en todos los sentidos. Recordemos el del expresidente de la República Álvaro Uribe Vélez en el año 2002, quien en ese 2 de febrero cargó a la virgen, recorrió la procesión con ella acuesta, recibió la vela, y días después  ya Uribe era el favorito de los colombianos y desde esa fecha  el ex presidente de los colombianos se ha vuelto devoto de ella. Así ha sucedido con gobernadores y alcaldes que han recibido el milagro de “la vieja mello” y senadores no solamente de aquí sino de otras partes del país acuden de manera puntual cada 4 años a pedir el famoso milagro que de manera misericordiosa la virgen de los remedios se los concede.
Un nuevo 2 de febrero, una nueva fecha para enmarcar. Ese día el bullicio, el gentío y la devoción a la patrona no disminuirán un ápice, al contrario se sentirá más ese fervor que despierta la patrona de los riohacheros a los que acuden a recibir su bendición y su milagro. Los encuentros políticos con almuerzos y parrandas a bordo se sentirán por doquier para hacer los respectivos amarres de lo que viene para el próximo año y como siempre “la vieja mello” cumpliéndole de manera puntual ese milagro no solo a los que van con fe como riohacheros sino a los que van por interés para continuar manejando el poder en el congreso de la República. ¡Pero por favor vieja mello, ¿Cómo va a continuar haciéndoles milagros a esos senadores de otras regiones a quienes no les interesa para nada el destino de nuestro departamento?Solo a uno le interesa nuestro departamento y lo ha demostrado con hechos,es BEV!

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20