El legado de Martín y Petrona

Homenaje a nuestros padres.

Por: Edinso De La Hoz Vizcaíno.


Sus partidas, Martín a los 92 años (17 de febrero de 2012) y Petra a los 84 años de edad (20 de enero de 2013), constituyó un golpe bajo para sus familiares y amistades, dado que fue mucho lo que aportaron como Hijos, hermanos, tíos, padres, primos, abuelos, bisabuelos, compadres, padrinos, vecinos y amigos, de acuerdo con lo expresado por sus seres queridos y los que los conocieron, sus legados trasciende lo familiar y abarca lo popular.

Los hermanos De La Hoz Vizcaíno, nietos y bisnietos, confesamos haber estado muy influenciados, en lo personal, por la figura de nuestros padres, abuelos y bisabuelos. Lo que humildemente pudieron hacer como consejeros, fue de alguna manera desarrollar el concepto de cultura social. La idea ahora es articular con todos los familiares y amistades de ambas familias, y ver cómo nos apoyamos mutuamente para hacer, no solamente que ese legado de papá y mamá no se pierda, que se le dé una categoría distinta, sus gustos y preferencias los llevaron a recorrer otros espacios geográficos distintos en donde nacieron y criaron, consideramos que los valores ideológicos y la capacidad técnica de criar a sus hijos que poseían nuestros padres, a pesar que nunca fueron a una escuela fueron una mezcla hermosa que siempre se vio como algo positivo de sus actuaciones.

Otra virtud que admiramos de nuestros padres fue su capacidad de amar. Se amaron infinitamente, nuestro padre desde el más allá no superó la soledad y mi madre desde acá mucho menos, y antes de cumplirse el año de separados volvieron a su reencuentro para la eternidad, hoy yacen en la misma bóveda de Jardines de la Eternidad, sus recuerdos siempre estarán presentes, ellos eran su todo, el uno para el otro.

Definitivamente, el legado que dejan nuestros padres Martín De La Hoz y Petrona Vizcaíno tras su partida, es el amor y lo fundamental es la búsqueda de la mayor suma de felicidad posible. Definimos a nuestros padres como unos seres polifacéticos. Con nosotros fueron compinches, amigos íntimos, maestros, padres, ejemplos, con ellos compartimos muchos niveles en momentos distintos y circunstancias distintas que nos planteó la vida.

Sus hijos recordamos mucho el acercamiento familiar. Ellos nos enseñaron con sus ejemplos y vivencias; valores, compromisos, lealtades, resistencia y tantas otras cosas; se es lo que se es donde sea que uno esté y ellos siempre con valor lo demostraron. La influencia del hogar donde se crece es muy importante. Papito y Mamita influyeron en sus hijos, nietos y bisnietos y, sus ejemplos, exigencias y formas de ser, son aspectos que nos quedan de referencia, para tomarlos. Haciendo mención al papel que jugaron nuestros padres en torno a la obtención de valores, principios e ideales, recalcamos que en nuestro hogar la autoridad moral fue un principio básico, así como la solidaridad, el compartir, la disciplina, los retos constantes y la comunicación.

Admitimos que en su hogar se practicaba la sensibilidad social, lo que nos permitió conocer realidades que muchos desconocen, como el amor a las familias. Martín y Petrona eran grandes apasionados y grandes soñadores, eso hizo de ellos lo que fueron. Ellos pusieron todo su ser por ese gran sueño el de la familia unida. Por eso duraron unidos desde el día de su matrimonio hasta que las muertes los separaron y en pocos meses se unieron nuevamente para la eternidad. ¡Así eran nuestros viejos queridos! Ambos, sentían una gran debilidad por la maternidad y la paternidad se amaron profundamente. En cuanto a sus personalidades, los definimos como un hombre y una mujer críticos e intensos, todo lo hacían con extrema pasión y compromiso, eran solidarios, nobles y buenos amigos. Sentían que había mucho por hacer y cuando asumían compromisos, no descansaban hasta lograrlos. Martín José. Nombre masculino de origen latino relativo al Dios Marte, variante de Marcos. 

Naturaleza Emotiva: diligente y cuidadosa, con originalidad, intelectualidad, amó lo posible y lo imposible. Le gustaba sentirse realizado y mejorado.

Naturaleza Expresiva: Se amoldó a todo, expresaba jovialidad, contento, de buen humor y risueño, grato, placentero y generoso. Amó la dignidad y el renombre, lo bello, lo que crece y engrandece.

Talento Natural: Fue mente de pensamiento practico. Se expresaba como pensador neto y concreto; aquilataba valores y buscaba seguridad en la inversión de su esfuerzo. Recibió satisfacción en las actividades que requerían disciplina, constancia, esfuerzo, lógica y razón. Se destacó en profesiones como campesino, granjero, empleado público, obrero de fábrica, comerciante y político. Petrona: Nombre femenino de origen Latino. Que pertenece a la noble familia romana petronia de los Pedros.

Naturaleza Emotiva: Emotiva y clarividente. Se expresaba por medio de la perseverancia, la suficiencia y la clemencia, amó lo culto lo que es y puede ser. Le gustaba sentirse admirada.

Naturaleza Expresiva: Exigente, se expresaba en forma original en la intimidad y en la integridad, se distinguió por su delicadeza, amó el buen criterio y buscó siempre la aprobación.

Talento Natural: Fue mente de pensamiento impaciente, se expresó como pensadora receptiva, sensitiva y observadora en actividades que requirieron la novedad y la curiosidad; amó el amor no por lo que dio sino por lo que fue, se destacó en los quehaceres del hogar y en el comercio, fue sentimentalista, y su último deseo fue vivir.

Martín De La Hoz y Petrona Vizcaíno son unas personas irremplazables, invaluables, un hombre y una mujer profundamente humanos, bondadosos, generosos y disciplinados, que nos dejaron una gran enseñanza en cuanto a lo que verdaderamente es el trabajo, la nobleza y la bondad. Ellos amaban la condición humana y se preocupaban por la perfección. Q.E.P.D.

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20