Las penas del Pompilio

Por: Aliskair De La Hoz.
El Pompilio Daza, un barrio de invasión en las afueras del municipio, se ha reconocido durante muchos años, en uno de los sectores deprimidos de la localidad. Hoy sumado a los problemas de extrema pobreza y desidia, se enfrentan a uno más grande el de la salubridad.

El barrio se constituyó en las tierras de quien hoy día lleva su nombre, en una zona de riesgo por encontrarse en la margen del río Villanueva, el que a pesar que durante muchos años se mantiene completamente seco, no se descarta una posible inundación en altas temporadas invernales, aún esto no ha ocurrido, pero se prevé lo peor cuando intensifiquen las lluvias.

Pobreza y miseria, acá fácilmente podemos encontrar jóvenes de 13 o 14 años convertidas en madres cabeza de familia, en algunos casos, las que no son madres pero llegan a esa edad, se dedican a la prostitución como sustento de sus familias, en estos grupos encontramos casos de maltrato intrafamiliar, abuso sexual, alcohol y drogas, un problema social que no se atiende por autoridad alguna.

El núcleo familiar se encuentra deteriorado, debido a los problemas económicos, al desempleo especialmente. Niños que no van a las instituciones educativas porque la falta de recursos y el hambre no se lo permiten, todo esto nos hace pensar que el desarrollo familiar y de las personas de éste sector se muestra desalentador.

Precisamente programas sociales como familias en acción, Guajira sin hambre, Juntos, Comedores escolares, atención a la tercera edad y muchos otros asistencialistas no llegan a muchas familias que se congregan en el sector, lo que indica que no han sido para nada favorables para estas comunidades.

Sumado a todo esto, recientemente se ha encontrado que el barrio ha servido como basurero municipal, gracias a la desidia en el manejo de los residuos sólidos de la administración municipal, además de que recientemente se han encontrado restos mortuorios, como la ropa de los cadáveres y ataúdes que son extraídos de las tumbas del cementerio municipal y que llevan como destino algún lote del Pompilio Daza.

El descubrimiento final y que indica que nada importan las personas que residen en el sector, ha sido el alcantarillado del matadero municipal, sus aguas ensangrentadas después del sacrificio de un semoviente y los demás líquidos que se vierten desde este lugar, tienen como destino las humildes viviendas del barrio.


En este momento nadie ve al Pompilio Daza, pero en campañas políticas es uno de los sectores favoritos de los “representantes de la comunidad” para adelantar los programas que sólo existen en el papel; implementación de los programas sociales anotados anteriormente además de la atención a la infancia y la adolescencia, reubicación del barrio, declaratoria de zona de riesgo natural, implementación de un adecuado manejo de residuos sólidos, conformación de una junta del cementerio municipal, creación del matadero municipal y muchos más que se convierten en bandera de los verdaderos criminales de la sociedad, quienes con la desatención de éstas personas y pensando solamente en sus propios intereses juegan con la vida y los derechos de estos seres humanos.

Por eso, este es el momento de mirar hacia el Pompilio, hacia los niños, ancianos, jóvenes y todo el núcleo familiar que residen en el sector. Para que el mismo no se convierta en foco de delincuencia y en degradación social a la que hoy estamos expuestos.

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20