Debilidad institucional

Por: Hernán Baquero Bracho
Se nota la falta de debilidad institucional en nuestro departamento. En la Guajira se han perdido miles de millones de pesos, en relación a cumplimiento de metas, de informes, de planes, por carecer los 15 municipios de la península en su gran mayoría de unos buenos indicadores de gestión. No somos pilosos en relación a tantos informes que nos solicita el gobierno nacional en cabeza de la dirección nacional de planeación (DNP), de la Contaduría general de la Nación, de la Contraloría General de la Nación, del fondo nacional de regalías, en fin la Guajira sufre del “síndrome de la eficiencia” con relación a valoraciones y cumplimiento.

Los municipios guajiros y sus administraciones municipales, sufren de un desgano de pereza fiscal y todo porque las personas o funcionarios que nombran en los cargos que se convierten en la espina dorsal de sus administraciones, no están preparados para esas dependencias. Me refiero a las secretarias de Haciendas, Jefaturas de Presupuesto o Secretarias de Planeación. No han entendido que estos cargos deben ser enteramente técnicos y no políticos. En esos cargos hay mucho en juego, cuando se trata de jalonar recursos de la nación o premios y/o castigos por incentivos que se desvanecen y no vuelven.


En el último Conpes Social, el número 122 que se dio en el mes de enero del año en curso, la Guajira presentó muchas falencias en el sistema general de participación (SGP), en las asignaciones por criterios participación de propósito general en la distribución parcial once doceavas vigencia 2009. En lo relacionado a la eficiencia fiscal, eficiencia administrativa y ponderación adicional por actualizaciones del Sisben. Ya en un articulo anterior, relacioné lo mal que le fue a Villanueva por este concepto, en la vigencia del presente año, no recibirá un solo peso por estos incentivos que entrega el gobierno como premio a los municipios Colombianos por su relación en la cuenta de gastos e ingresos.


Pero en este artículo es bueno señalar, que a otro que le fue muy mal en eficiencia fiscal y administrativa, fue a San Juan del Cesar, que tampoco recibirá dinero alguno en la vigencia del año 2009. Este municipio que cuenta con 23 corregimientos, fue también rajado ante el Conpes Social y eso produce pena y vergüenza en el ámbito departamental. ¿Que tiene que decir a esto, el Señor Alcalde Municipal? Aquí caben responsabilidades políticas y también disciplinarias. En el mismo cuadro la eficiencia fiscal del municipio de Urumita es paupérrima, apenas recibirá $35 millones de pesos y en la administrativa recibirá cero pesos. De igual modo el municipio del Molino, que recibirá por eficiencia administrativa $19.6 millones de pesos y en eficiencia fiscal fue rajado. Maicao y Manaure también fallaron en eficiencia administrativa.


Con todo lo anterior, nos queda la lectura que la Guajira en institucionalidad, tiene una deficiencia enorme y si no se prenden las alarmas a nivel departamental, para lo relacionado al 2010 puede general incentivos negativos que son de libre destinación y se perderán oportunidades para los municipios guajiros y para la gente más necesitada. Los concejos municipales, así como las personerías y la Contraloría Departamental, deben establecer los monitoreos correspondientes a los premios y castigos que nos da la nación. ¡Manos a la Obra Pues!

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20