Un brillante profesional

Por: Hernán Baquero Bracho.
En la curva ascendente de la vida, son muchos los profesionales de mi tierra villanuevera que se han destacado y han recibido todos los honores que da la lucha y el esfuerzo de los hombres de bien. Así como hay otros que están en esa pirámide del éxito pero para la humanidad pasan desapercibidos por no ser egocéntricos o con afanes protagónicos de lo que hacen en el día – día. Hoy me quiero referir a un brillante profesional que ha ascendido por los peldaños de la vida de manera ejemplar. Carlos Alberto Mazeneth Dávila, es un ingeniero de sistemas de la Universidad Distrital, con postgrado en finanzas y gestión gerencial, entre otras quien se ha venido destacando en el área gasífera, primero a nivel regional y hoy a nivel nacional.

Hoy ocupa el cargo de gerente general de Gases de Risaralda con sede en Pereira. Gases de Risaralda es una empresa de economía mixta, del sector público y privado y que cuando asumió el cargo y el reto, la encontró al vaivén de las olas, en desgreño administrativo y sin rentabilidad. Al comienzo fue duro, sobre todo él, que venía del sector privado – de ser el subgerente administrativo en Gases de La Guajira - se querían imponer los padrinazgos, el clientelismo y la ineficiencia, pero con lujo de competencia venció las dificultades y hoy Gases de Risaralda es una empresa bien posicionada en el sector gasífero. Mostró su capacidad administrativa, su eficiencia y su eficacia y de ahí los resultados.

En Gases de La Guajira, dejó historia. El cargo que ostentó lo hizo conocer como un hombre con disciplina, justo, recto y correcto a la hora de tomar decisiones y el crecimiento de Gases en su departamento, se le debe en parte a él, sin desconocer la buena gerencia del ingeniero Roland Pinedo Daza. Allí se formó y allí forjó su futuro y dio un salto en los retos de la vida. Su capacidad profesional fue reconocida por sus superiores y de ahí que hoy esté liderando el proceso del gas en el Eje Cafetero. Carlos Mazeneth, es un brillante profesional quien se ha venido destacando en bien de su tierra villanuevera y como un guajiro excelso que llegará muy lejos en un futuro cercano. Hombres como él dignifican y honran a nuestra patria chica. Él es un guajiro que se viene destacando en las grandes ligas.


Conozco de cerca de Carlos Mazeneth Davila. A él me unen lazos de amistad y de compadrazgo. Se de su idoneidad, de su honradez, de su sencillez, de su lealtad, de su sentido de pertenencia, de su amistad – que cuando la entrega es sin condiciones - ¿Qué podría dar un hijo de Benjamín Mazeneth Fuentes y María Dávila? Eso de que está constituido él – de un hombre de bien – y de esa familiaridad que lo ha caracterizado – siendo tan joven, se echó la responsabilidad al hombro – ante la muerte de su padre – de educar a todos sus hermanos y lo consiguió de manera ejemplar y solo después de alcanzar esos objetivos, se casó con el amor de su vida – Ana María Daza – con quien hace un hogar feliz – Carlos Mazeneth ha demostrado en su vida ascendente, quilates de hombre noble y de una honradez mostrada a toda prueba.

Es un seguidor insigne de Jorgito Celedon, a él los une una amistad desde niños y ambos en su brillante carrera profesional, la amistad la han afianzado mas. Hoy los une lazos de compadrazgo. Sin olvidar la hermandad que comparte con: Margarita Socarrás, Los mellitos Rosados, Oscar Vega, “Lucho” Márquez, la de su hermano “Nacho”, de Carlos Augusto Cabello y de toda la gente que lo quiere y lo admira. Carlos, es un amigo a carta cabal – de ello puedo dar fe – dueño de un humanismo graficante y de una sensibilidad social en todo el sentido de la palabra. Lucha por las causas mas nobles y tiende la mano al mas necesitado. Tan joven, pero tan lleno de experiencia, se ha forjado como el acero, ante las circunstancias de la vida.

María Dávila, puedes sentirte orgullosa de tu hijo y desde allá arriba su padre, Benjamín Mazeneth con esa sonrisa que lo caracterizaba en vida, se siente feliz y radiante de energía por ver sus sueños realizados en sus hijos. No los comparte en el plano terrenal, pero si en el plano espiritual y esa buena estrella seguirá alumbrando a Carlos Mazeneth por los caminos de la vida. Apenas está en la mitad, le esperan muchos triunfos, por el bien de él, de su familia y de su patria querida – La Guajira y Villanueva – darán fe de ello – que así sea.

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20