‘’CRONICA DE UNA MASACRE ANUNCIADA’’.

QUE IRONIA, 10 AÑOS DE DESIDIA, 10 AÑOS DE REMORDIMIENTO, 10 AÑOS DE TRISTEZA, 10 AÑOS DE SUFRIMIENTO, 10 AÑOS DE NO QUERER QUE SE REPITA LA TRAGICA HISTORIA, 10 AÑOS DE SUSURRO Y NOSTALGIA, 10 AÑOS DE OLVIDO.

Por: Edison De La Hoz Vizcaíno

En el amanecer del 8 de Diciembre del año 1998, todas las familias Villanueveras departían del inicio de unas navidades que se creían eran llenas de dicha, paz y alegría. Es el decir universalmente del principio del mes 12 de cada año.

Si retrocedemos el calendario fue a esa hora de la madrugada, cuando irrumpen en el pueblo más de un centenar de uniformados portando armas de corto y largo alcance, apoderándose de las alegres calles que a pesar de la pertinaz llovizna se disfrazaban de fuegos pirotécnicos, y música de acordeón; jóvenes, adultos y mayores de edad con ropa nueva deambulaban unos a dirigirse a casa de amigos y familiares, otros en compra de licores y pasa bocas, para recibir el advenimiento de Gaspar, Melchor y Baltazar, los cuales ese año no aparecieron en la tierra cuna de acordeones, por la llegada prematura de los hombres que vestían de camuflados dispuestos a enlutar a una comunidad.

Quienes con lista en manos empiezan a hacer el mandado hecho por el jefe paramilitar Jorge 40, quien en una rueda de prensa por la verdad, admitió ser el autor intelectual del macabro hecho alegando que el barrio El Cafetal, cuna de muchos artistas como los hermanos Zuleta, los Romero y los Celedón entre otros, se había convertido en guarida de guerrilleros del Ejercito de Liberación Nacional Unión Camilista, que operaba en las estribaciones de la majestuosa y agreste Sierra de Perijá.


Uno a uno fueron cayendo inocentes, producto de las heridas por las balas acecinas que brotaban de las maquinas hechas para acabar con la vida de los hombres y mujeres del planeta, vale la pena transcribir aquí la paradoja ´´La Destrucción del Hombre por el Hombre’’, esta vez le tocó a 11 inocentes muchachos queridos en este terruño como el caso de los hermanos López, Albert Contreras, Ramiro Moisés Campo, los hermanos David, Javier Olmedo y los demás aniquilados.
Por estar departiendo el principio de las navidades fueron los que remplazaron a los que en la lista aparecían, y esto por el desespero de los asesinos quienes al ver que el día los asechaba decidieron, cumplir con la tarea cegándoles la vida a los que con su sangre apagaron las velitas de estas navidades.

Lo que si estamos seguro que estas amistades y familiares de muchos, siguen en el pensamiento de un pueblo que los acompaño hasta su última morada.

Share this:

 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20